22.10.2015

¿Ya tienes tu fondo para emergencias?

En otros artículos hemos hablado de opciones para salir adelante ante los baches financieros y de alternativas para generar más ingresos. Pero quizás ahora mismo crees que un fondo para emergencias en realidad no es tan necesario porque primero quieres terminar con las deudas de la tarjeta de crédito.

Razones para tener un fondo para emergencias

De acuerdo con la Afore Sura, solo el 49% de los mexicanos tienen ahorros para hacer frente a sus emergencias financieras. Si tú eres de los que piensan que un fondo para emergencias está de más o es dinero que no aprovechas, piensa qué harás si un día te enfrentas a un accidente o te quedas sin trabajo.

El fondo para emergencias te permite salir adelante en estos o en cualquier otro caso. Si la cantidad de dinero que tienes no es muy grande, quizás no te alcance para cubrir todos los gastos pero será más fácil salir del problema. Puedes compensar lo que te falte con un préstamo rápido de Kredito24.

Estrategia para formar un fondo para emergencias

1.Define cuánto quieres ahorrar

Un fondo para emergencias debe ser equivalente a por lo menos tres meses de sueldo. Lo ideal es que lo hagas crecer hasta que tengas una cantidad que te permitiese vivir sin problemas por un año sin necesidad de trabajar. La razón es que al perder un empleo o tener cualquier otro contratiempo puedes pasar varios meses sin ingresos y más gastos que ahora.

2.Ahorra desde el inicio

Si esperas a fin de mes para ahorrar algo de dinero en tu fondo para emergencia probablemente este nunca llegue a tener una cantidad suficiente. Cuando crees tu fondo piensa en cuánto ahorrarás cada mes. Nosotros te sugerimos que sea al menos el 10% de tus ingresos. No es un porcentaje tan alto que te impida tener la vida de siempre y te será fácil de cumplir. Apenas te llegue el dinero, sepáralo y mételo en la cuenta correspondiente.

3.No toques ese dinero si no es una emergencia

Tener dinero guardado y sin usar te hará sentir que estás perdiendo oportunidades. Tendrás la tentación de gastar esa cantidad en unas buenas vacaciones o en remodelar tu casa. No caigas en esta tentación y mantén en crecimiento el fondo para emergencias; así, el día que lo necesites de verdad, te dará tranquilidad.

4.Busca alternativas para hacerlo crecer

Crea un presupuesto mensual, analiza cuáles son los gastos innecesarios que podrías eliminar y guarda ese dinero en el fondo para emergencias. También puedes buscar alternativas, como cuentas de inversión, que te permitan hacer crecer tu dinero con intereses. Solo asegúrate de que puedes disponer del dinero siempre que lo necesites. Tendrás menos rendimientos pero más seguridad.

¡Decídete y arma tu fondo para emergencias!

Deja de darle vueltas a esta decisión y abre una cuenta de inversión básica. Cuánto antes inicies mejor será. Piensa que no es lo mismo ahorrar dinero a los 20 o 30 años cuando eres soltero que a los 45 cuando ya tienes hijos y otras obligaciones. Si ya tienes esta edad, no te des por vencido. Busca alternativas para generar ingresos y destínalos solamente al fondo para emergencias.