07.04.2016

¿Tus transacciones financieras online son seguras?

Cada día se hacen más transacciones en línea y seguro que tú no eres la excepción. Esto conlleva el riesgo de ser víctima de un fraude online si no tenemos cuidado. Tan solo para 2015, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas estimó que los bancos perdieron hasta 93 millones de dólares al año por este motivo.

A eso habría que sumar todas las actividades que realizas de forma indirecta como usuario. Lo cierto es que internet es un medio que lo facilita todo: desde gestionar nuestros pagos hasta ser víctima de fraudes a través de transacciones financieras online.

Al igual que en la vida diaria o fuera de línea, existen algunas precauciones que puedes tomar. Revísalas y aplícalas, verás que tu dinero está más a salvo y tú más tranquilo.

Busca sitios con el protocolo HTTPS

Busca sitios con el protocolo HTTPSEl primer paso para cerciorarte de que tus transacciones financieras online son seguras es usar solo sitios confiables. Esto lo puedes saber revisando la barra de dirección de tu navegador.

La barra de navegación es donde escribes la dirección de la página que visitas. Ahí verás un candado verde y la palabra HTTPS en color verde. En los sitios normales, o menos seguros, solo verás el HTTP sin el candadito y sin la “S”.

Si solo navegarás en el sitio para leer o buscar algún tipo de información, no importa que falte ese candado. Cuando sí debes tener cuidado es cuando darás información personal y realizarás transacciones económicas.

Aunque puede parecer de poca importancia, este candado te dice que el sitio web ha pagado un extra por su seguridad y la de sus clientes. Por lo tanto, los hackers y cualquier tipo de software que robe identidad tendrá más difícil el trabajo.

Evita dar tus datos a cualquiera

Seguro que si vas por la calle no darías tu número de teléfono o datos bancarios a la primera persona que te los pida. Lo mismo debes hacer cuando navegas en línea. Evita dar tus datos a cualquier página que te lo pida, incluso aunque te ofrezca a cambio un regalo o algún beneficio.

Primero piensa si para ese beneficio realmente merece la pena el dar tu información. Luego analiza la información que te piden. Quizás no te moleste dar tu correo electrónico a cambio de un ebook que te proporcione información muy útil; pero si te piden datos varios datos, reconsidera si ellos podrían facilitar un robo de identidad o prácticas de spam.

Lee el Aviso de Privacidad

La mejor forma de saber quién tendrá tu información es leyendo el Aviso de Privacidad y cualquier texto sobre la empresa que te pide esos datos. En Kredito24 sabemos que la mayoría de nosotros prefiere simplemente buscar la información que necesita o hacer sus actividades e ir a lo siguiente. Pero considera que el Aviso de Privacidad te da la información relevante sobre las transacciones financieras online que realices en cada sitio. Ahí podrás responder a las preguntas más importantes:

  • ¿Quién tendrá mi información?
  • ¿Para qué se utilizará esa información?
  • ¿Cómo se guardará la información?
  • ¿Con quién se compartirá la información?
  • ¿Qué puedo hacer si no estoy de acuerdo con el uso que se le dará a esa información?

Si en el Aviso de Privacidad descubres que tus datos serán compartidos o no te convence la forma en que serán usados, siempre puedes pedir que se eliminen siguiendo los procedimientos ahí marcados.

Evita abrir correos electrónicos sospechosos

Evita abrir correos electrónicos sospechososOtra forma de que tus transacciones financieras online sean seguras es ignorar los correos sospechosos. Todos hemos recibido alguno de esos correos nigerianos donde descubrimos que somos herederos de algún tío perdido en África y seguro que ya ni los ves.

El problema es que los ladrones de identidad y defraudadores ya lo saben y ahora crean correos que simulan ser de tu banco. Te piden información o te dan una noticia alarmante como que tu cuenta ha sido hackeada o que debes actualizar datos.

Antes de escribir toda tu información, date el tiempo de hablar por teléfono directo a tu banco para confirmar que el correo lo han enviado ellos realmente. Si no tienes el número a mano y solo dispones de uno que viene en el correo, busca en internet directamente en la página web de tu banco. El número de teléfono tiende a comenzar con 01800.

Debes tener los mismos cuidados para cualquier institución: bancos, tiendas departamentales, Kredito24, tiendas online, etc.

Protege todos tus dispositivos

Protege todos tus dispositivos¿Cuántos dispositivos electrónicos usas habitualmente? ¿En cuántos de ellos has introducido tu información bancaria? ¿Cuántos tienen instalado un buen antivirus? Probablemente tu primer conteo incluya solo dos o tres dispositivos, piénsalo nuevamente:

  • La computadora de casa
  • El celular
  • La tablet
  • La computadora de la oficina
  • La computadora de la escuela o la universidad
  • La tablet que ocasionalmente te presta el amigo o amiga

Puedes pensar que no usas todos estos dispositivos para hacer transacciones financieras online pero si tienes tarjetas bancarias asociadas a tu cuenta de correo electrónico y abres ese correo en cualquiera de estos dispositivos ya estás compartiendo tus datos financieros.

Incluso si la computadora de tu casa y tu celular tienen un buen antivirus, cualquiera podría robar tus datos desde otro dispositivo. Lo mismo pasa si sueles conectarte a redes WIFI públicas.

Sabemos que estas son cada vez más comunes en plazas comerciales, zonas turísticas y lugares similares. Aunque te ayudan a estar conectado desde cualquier sitio, también te dejan desprotegido.

Nuestra recomendación es que:

  • No abras las cuentas donde tengas tus tarjetas de crédito asociadas (por ejemplo, Amazon o Google) en dispositivos que no están protegidos.
  • Evita en la medida de lo posible usar redes WIFI públicas o hazlo en dispositivos con antivirus y antimalware.

Toma tus precauciones para tener transacciones financieras online seguras

Siempre ha existido gente que buscará aprovecharse de otros e internet es un excelente medio para ellos. Aunque no puedes hacer nada para evitar que lo intenten, sí puedes protegerte y evitar que logren su cometido.