08.01.2016

‘Tips’ para sobrevivir a la cuesta de enero

Acabamos de pasar las fiestas navideñas y poco a poco todo regresa al orden. En Kredito24 sabemos que es el momento de revisar facturas y ver qué tal estuvo tu comportamiento financiero en estas vacaciones.

En el mejor de los casos habrás gastado de forma responsable. Si recordaste hacer un presupuesto y te apegaste a él, la cuesta de enero no implicará ningún problema para ti. Tus cuentas estarán pagadas y enero será un mes igual al resto.

En caso de que te hayas dejado llevar por todos los anuncios de oferta y que hayas gastado más de la cuenta, debes saber que no eres el único. De acuerdo con Roberto Alor, director general de Prendamex, las empresas que ofrecen préstamos prendarios estiman que estos aumenten un 10% en todo México.

A diferencia de otros años, también se estima que el incremento en número de préstamos se mantenga constante hasta marzo de 2016. Entre los productos que más se empeñan están las joyas, videojuegos, teléfonos inteligentes y aparatos eléctricos.

Gasté de más, ¿qué hago?

Si te dejaste llevar por toda la emoción que implica gastar en Navidad y Reyes, probablemente te encuentres con una dura realidad: falta dinero y sobran deudas.

Para lidiar lo mejor posible con la cuesta de enero te sugerimos seguir estos tres pasos:

1.Investiga a dónde se fue todo el dinero1.Investiga a dónde se fue todo el dinero

Si hasta ahora has evitado hacer un presupuesto, es momento de sentarte y organizarlo. Haz el presupuesto de noviembre y diciembre del año pasado. Averigua cuánto dinero ingresaste y cómo lo gastaste.

Esto te ayudará a ver cómo finalizaste el 2015 y cómo empezaste este año. Puede parecer obvio, pero no siempre tenemos claro estos dos datos. No sirve de mucho saber que tienes deudas, lo importante es entender de dónde vienen para analizar los cambios que hacer.

Una vez que sepas cuánto dinero tienes disponible y cuáles son tus gastos, puedes hacer una buena planeación para eliminar la deuda.

2.Reduce tantos saldos como puedas

El presupuesto anterior ya te dijo en qué gastaste. Para el siguiente punto debes clasificar tus deudas. Las deudas fijas como electricidad y agua no las podrás eliminar por completo. En las que debes concentrarte es en los gastos excesivos.

¿Diste tarjetazo para comprar regalos? ¿Realmente diste todos esos regalos o algunos se te quedaron? ¿Todavía puedes regresarlos y recibir tu dinero de vuelta?

Investiga si puedes devolver aquellas cosas que compraste y que realmente no necesitas. Normalmente es posible siempre que tengan las etiquetas y hayas guardado el ticket. Revisa los tickets y ve lo antes posible porque algunas tiendas tienen 30 días para devoluciones, pero otras solo te dan 15 días.

Ya que hayas recuperado parte de tu dinero revisa tus gastos y procura eliminar tantas deudas como puedas. De esta forma la cuesta de enero será más ligera..

3.No caces ofertas3.No caces ofertas

Durante el mes de enero e inicios de febrero verás que todas las tiendas tienen descuentos increíbles. Seguro que encuentras más de una oferta que te gustaría aprovechar. Evita entrar y comprar solo porque algo está a buen precio.

Date tiempo para buscar aquellas cosas que necesitas para ti o para tu casa y aprovecha los descuentos. Si no necesitas nada, solo continúa. Recuerda que ahora ya tienes mucho por pagar y lo que menos necesitas son más deudas.

Gasté lo necesario, ¿qué sigue?

En caso de que hayas sido un comprador que se limitó a su presupuesto, ¡felicidades! Ahora solo necesitas seguir con el mismo comportamiento y tendrás un año bastante ligero de deudas.

La buena noticia es que la cuesta de enero te da grandes ventajas:

Paga colegiaturas con descuentos

Las escuelas saben que la cuesta de enero implica grandes retos para los papás. Por eso, si has sido previsor y tienes algo de dinero ahorrado puedes aprovechar descuentos en colegiaturas.

Pregunta en la escuela de tu hijo si tienen descuentos en pago de colegiaturas. Por lo regular tendrás este beneficio si pagas el semestre completo o varios meses juntos. Los porcentajes de descuento dependerán de cada institución pero pueden ir del 10% al 20%.

Aprovecha las ofertas de eneroAprovecha las ofertas de enero

La cuesta de enero te da excelentes oportunidades para comprar con interesantes descuentos. Podrías encontrarte con que aquel electrónico que tanto querías y que estaba tan caro en diciembre ahora ha bajado a mitad de precio.

Esto pasa porque una vez que la euforia de los regalos navideños pasó, las tiendas quieren vaciar sus inventarios. Haciendo esto pueden adquirir mercancías más nuevas. Por este motivo, te recomendamos que hagas una lista de lo que necesitas.

Con esto en mano, sal a buscar las mejores ofertas posibles. Tu dinero rendirá bastante y seguro encuentras todo lo que necesitas sin endeudarte.

Invierte

Si realmente no necesitas comprar nada y tampoco tienes hijos o ya están cubiertas todas sus colegiaturas, invierte ese dinero. Recuerda que tienes varias opciones:

  • Seguros. Revisa cómo están tus seguros, si necesitas alguna renovación o algún seguro nuevo y sácalo. También puedes pagar algunas primas por adelantado y olvidarte de ellas por algunos meses.
  • Afore. Aunque recientemente las afores no han tenido su mejor momento, siguen siendo una excelente opción para invertir ese dinero que tienes disponible. Recuerda averiguar si la afore en la que estás es la mejor para ti y cámbiate a la que te dé mejores intereses.
  • Aumenta tu fondo de ahorros. ¿Qué mejor forma de iniciar el año que garantizando tu vejez? Aprovecha para ahorrar y de paso reduce algo a tus impuestos. Verás que con los años agradeces haber tomado estas decisiones.

Que la cuesta de enero no te asuste

Es una realidad que la cuesta de enero asusta a muchos. La mejor forma de vencerla es evitando excesos pero, si no pudiste, solo te queda tomar las mejores decisiones posibles. Quizás sea momento de dejar de gastar por un tiempo y comenzar a pagar esas deudas.

En caso de que hayas sido previsor, aprovecha las ventajas que la cuesta de enero te da y sigue como hasta ahora.