12.08.2015

Señales que te indican que debes cerrar tu negocio

¿Tu empresa no crece como quieres? ¿Quizá estás invirtiendo demasiado y no obtienes verdaderas ganancias? En Kredito24 sabemos que no es fácil terminar con un proyecto tan importante como un negocio. También sabemos que existen señales que te indican que debes cerrar tu negocio porque simplemente ya no funciona más. Descubre cuáles son estas señales y toma la mejor decisión para ti y tu negocio.

Los clientes se van

Puede que exista un problema en la atención al cliente y que por ello los estés perdiendo. Pero si estás completamente seguro de que tu servicio es bueno y aun así los clientes no llaman más, quizás es que ya no hay un mercado para tu producto.

Muchos emprendedores caen en el error de creer que su producto es tan bueno que cualquiera lo desearía… pero no siempre es así.

Date tiempo para analizar a tu competencia. Si te das cuenta de que no existe competencia o que quienes eran tus competidores han cerrado o evolucionado a otro servicio, será momento de entender que el producto en general no funciona más.

Tu negocio no te motiva más

Como empresario debes creer en tu negocio. Una de las principales señales que te indican que debes cerrar tu negocio es que ya no te sientas a gusto con él.

¿Se ha convertido en una carga? ¿Preferirías estar haciendo otras cosas? ¿Ya no crees que tu negocio es útil? Si la respuesta es sí a alguna o todas estas preguntas, es mejor que dejes tu empresa.

Piensa que, además de cerrar tu negocio, lo puedes vender y sacar algún beneficio. Esto solo es una buena alternativa cuando los productos o servicios que comercializas siguen teniendo buena demanda y hay gente dispuesta a pagar por ello.

Ya le has invertido demasiado a tu negocio

Es importante invertir en tu negocio, eso es inevitable. Pero tu negocio deberá ser rentable a los pocos meses de haberlo iniciado. No puedes pasar todo un año invirtiendo cada mes para comprar materia prima, pagar los sueldos de los empleados y mantener todo lo necesario para el funcionamiento de la empresa.

Por lo general, un negocio deberá comenzar a mantenerse a sí mismo a partir de los 4 meses y para el primer año debe continuar en pie sin que inviertas. Si esto no pasa, quizás es que no es una buena idea y deberás buscar otra alternativa.

Lo primero que debes revisar son las finanzas de tu empresa para descartar que estés gastando de más en cosas innecesarias. Si todo está en orden, entonces sí, procede a cerrar tu negocio.

Cerrar un negocio no es síntoma de haber fracasado

No temas reconocer las señales que te indican que debes cerrar tu negocio. Para mucha gente, esto puede ser un fracaso, pero recuerda que los grandes empresarios han pasado por baches financieros. Es un error mucho más grave continuar cuando la empresa no genera buenos rendimientos o se ha convertido en tu peor pesadilla. Iniciar tu empresa es una decisión muy importante, pero saber cuándo terminarla lo es más.