20.07.2016

Requisitos para poner en marcha tu propio negocio

¿Ya te decidiste a dar el paso y crear un negocio propio? Estamos seguros que esta es una decisión difícil de tomar por todos los riesgos y trabajo que trae consigo, pero en Kredito24 también creemos que es una buena idea para mejorar tu economía.

Al igual que en cualquier proyecto que se inicia, debes saber que hay algunos pasos que no debes dejar pasar ni dar por obvios. En el caso de que quieras crear una empresa, estos pasos te darán certeza jurídica y te ayudarán a cumplir con todas las leyes del país. Lo que necesitas para poner en marcha tu propio negocio son:

1. Registro del nombre y marca de tu empresa

Registro del nombre y marca de tu empresaMuchas personas pasan esta acción por alto y otros tantos no saben que existe. El registro de nombre y marca de tu empresa se da ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Aunque no se trata de un paso vital para poner en marcha tu propio negocio, te recomendamos que lo hagas porque:

  • Evita que cualquier persona use el nombre y marca de tu empresa para sacar provecho de él sin tu autorización.
  • Garantiza que tú eres el único dueño, y por lo tanto, el único que puede sacar beneficio económico de ese nombre y marca.
  • Te asegura que no estás cometiendo ningún delito por usar un nombre o marca comercial registrados por otra persona.

Aunque puedes dejar de lado este registro, nuestra recomendación es que no lo hagas. Con el uso de internet es cada vez más común encontrarse con personas que registran nombres y marcas comerciales que no les pertenecen y crean problemas bastante graves a los legítimos propietarios.

Este registro tiene un costo de menos de $5,000 pesos y te lleva menos de 6 meses completarlo.

En caso de que tu negocio no lo lleves a cabo como empresa, sino como profesionista, no es necesario realizar el registro de nombre y marca, pero sí podrías registrar es el logo que utilices.

2. Creación y registro del Acta Constitutiva

De la misma forma en que tú tienes un acta de nacimiento que demuestra que existes, tu negocio requiere de un acta constitutiva para empezar a funcionar. En esta se especifican todos los detalles relativos a tu empresa o negocio:

  • Creación y registro del Acta ConstitutivaDenominación social. Esto es el nombre de tu empresa, el cual debe ser único y no puede ser igual a ningún otro que exista en el mundo.
  • Giro. Debes especificar de forma clara a qué se dedicará tu empresa. ¿Venderás joyería? ¿Tendrás una cafetería? ¿En qué te ocuparás?
  • Socios. ¿Será únicamente tu empresa o tendrás socios? ¿Qué porcentaje será de cada uno? ¿Cuáles son los derechos y obligaciones? Todo eso debe quedar tan claro como sea posible.

El registro del Acta Constitutiva se hace ante un Notario Público, quien se encargará de inscribirlo ante las autoridades correspondientes.

Quienes deseen ofrecer servicios como profesionistas independientes no necesitan crear un acta constitutiva. Este paso es solo para aquellos que van a trabajar como empresa.

3. Inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes

El pago de impuestos es uno de los requisitos principales de cualquier persona o empresa y debe llevarse a cabo desde el momento en que empiezas a generar ingresos. Recuerda que se trata de una obligación para todos los ciudadanos y no hacerlo puede ocasionarte multas considerablemente altas.

Para poder pagar tus impuestos es necesario que te registres y obtengas el RFC de tu empresa o el tuyo como profesionista.

Este procedimiento se inicia en la página de internet del SAT y se concluye en la oficina correspondiente a tu domicilio.

Requisitos para el registro de empresas en el RFC:

  • Copia certificada del acta constitutiva
  • Poder general del representante legal de la empresa
  • Solicitud de Certificado de Firma Electrónica Avanzada
  • Identificación oficial del representante legal de la empresa
  • Comprobante de domicilio de la empresa

Requisitos para el registro de personas físicas en el RFC:Inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes

  • Acuse de preinscripción al RFC (el procedimiento se inicia en la página web del SAT y se imprime el acuse)
  • Acta de nacimiento
  • Comprobante de domicilio
  • Identificación oficial

Se te realizarán algunas preguntas para identificar correctamente el giro de tu negocio o se revisará el acta constitutiva, según sea el caso. Después, el personal del SAT procederá a realizar tu inscripción oficial y se te entregará la cédula con tu número de RFC y la lista de declaraciones que estás obligado a presentar.

En este listado de declaraciones se te indicará la fecha límite en que debes realizar tu declaración, los porcentajes correspondientes de ISR y de cualquier otro impuesto que aplicar. Es importante que revises bien este documento y preguntes cualquier duda que te pueda surgir. Nuestra recomendación es que también contrates a un contador para ayudarte a mantener el orden de las finanzas de tu negocio.

4. Obtención de permisos especiales

Dependiendo del tipo de empresa que desees crear, puedes verte obligado a obtener algunos permisos especiales. Es importante que te asesores en la oficinas de comercio de tu localidad para conocer estos procedimientos. Estos suelen incluir:

  • Pago de impuestos municipales. Suele ser un pago mensual muy pequeño.
  • Permisos de Secretaría de Salud. En caso de que tu negocio se relacione con preparación de alimentos, cuidado de niños, cuidado de personas o alguno similar, es probable que debas pasar por una inspección de salubridad. No trates de omitir esto porque podrías caer en delitos o provocar el cierre definitivo de tu empresa.
  • Obtención de licencia de funcionamiento. Tu municipio o ciudad debe expedirte una licencia de funcionamiento que sirva para demostrar que cumples con todos los requisitos de ley. Una vez que tengas este documento, no te olvides de él. Es probable que debas renovarlo cada dos o tres años.

Ya sea que inicies tu propio negocio como empresa o como freelancer, no te olvides de estos pasos. Si es necesario busca la asesoría de un abogado corporativo o un contador, según sea tu duda.