09.09.2015

Regresa de vacaciones y no gastes de más

Ahora que el período vacacional terminó, el regreso a la vida diaria nos impone algunos retos. Seguro que uno de los temas que más te preocupan es cómo retomar la rutina sin gastar de más. Y es que con un ciclo escolar que inicia nunca es tarea sencilla. Para ayudar a que este cambio sea más ligero en lo económico y en tiempo, Kredito24 te trae algunos consejos:

Reutiliza siempre que puedas

El primer gasto que solemos encontrar con el regreso a clases o a la oficina es el gasto en artículos indispensables. En el caso de tus hijos, revisa sus útiles escolares del ciclo escolar anterior. Aunque habrá cosas que ya no se pueden reutilizar, otras estarán en buen estado y listas para otro ciclo.

Lo mismo aplica para ti. Dependiendo de tu trabajo y obligaciones, necesitas realizar ciertas compras. Haz una lista de lo que necesitas y antes de lanzarte a comprar, revisa lo que tienes en casa.

A todos nos ha pasado que, luego de comprar lo que creíamos indispensable, encontramos algo igual en casa.

Organiza rutinas

La mejor forma de ahorrar dinero con el auto y tiempo a lo largo del día es fijando una rutina. Si cada día vas al trabajo o a dejar a los niños por un camino distinto, puedes encontrarte con cambios muy bruscos o situaciones inesperadas.

Para facilitar todo el proceso, establece rutinas bien específicas. Desde la preparación antes de salir de casa y los trayectos hasta las compras del supermercado.

Al tener una rutina, tus hijos y tú saben lo que deben hacer en cada momento y hay menos probabilidades de gastar. Por ejemplo, planear el lunch de toda la semana desde el sábado te permite comprar lo necesario, comparar precios y ahorrar.

Elimina todo lo que ya no necesitas

Una vez que has revisado los útiles del ciclo escolar y tu propio armario, es momento de sacar de casa todo lo que ya no sirve. Para algunas cosas el único lugar posible es la basura. Pero también hay otras que incluso te pueden hacer ganar algo de dinero. ¿Qué tal si vendes el uniforme que ya no le queda a tu hijo? Esto es posible si aún está en buenas condiciones.

Solo necesitas investigar entre las mamás de niños menores que el tuyo y verás que más de una se muestra interesada, o vender la ropa y accesorios que no uses a una tienda de segunda mano.

Sin duda alguna, regresar de vacaciones nos genera algunos sentimientos encontrados y gastos que no siempre recordamos a tiempo. Sigue los consejos que te acabamos de dar y verás que haces más llevadero el proceso.