02.03.2016

¿Prestar o no tu tarjeta de crédito?

¿Sueles prestar tu tarjeta de crédito a familiares y amigos? Probablemente lo haces con la mejor intención del mundo pero, ¿sabes cuáles son las consecuencias de esto? ¿Alguna vez te has enfrentado a problemas financieros porque la persona a quien prestaste tu tarjeta no se hizo cargo de su deuda?

En Kredito24 te queremos hablar de esta situación. Sabemos que muchas veces el préstamo de una tarjeta de crédito se hace con la finalidad de ayudar a ese amigo o familiar. Incluso, puede ser que ambos se beneficien, él adquiere los productos que necesita y tú ganas en recompensas como puntos o millas de viajero. Pero hay otros temas que deberías considerar.

Hacienda puede “creer” que no declaras todos tus ingresos

Desde el año 2014, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha monitoreado todas las transacciones que hacemos con tarjeta de crédito. Esto lo hace con la finalidad de reducir la evasión fiscal y comprobar que realmente declaras lo que ganas.

El problema surge cuando prestas tu tarjeta de crédito y realizas compras superiores a tus ingresos. En este caso, Hacienda puede creer que estás evadiendo impuestos y puede imponerte multas o requerirte una auditoría.

Si tienes todos tus comprobantes de ingresos y egresos podrás demostrar que no estás ocultando nada, pero esto no borrará el mal momento. Además, Hacienda te tendrá más vigilado.

Problemas financieros por deudas ajenas

La idea de que Hacienda te investigue no es nada agradable, pero hay algo peor: enfrentarte a una deuda que no puedes pagar y de la que no te puedes deshacer. El problema es que no puedes ir con tu banco y explicar que prestaste la tarjeta de crédito.

Toma en cuenta que para el banco, tú eres el usuario y eres la persona sobre la cual recae cualquier responsabilidad. Así que puedes prepararte para comenzar a hacer pagos extra por algo que no gozaste.

En caso de que no puedas hacer frente a esa deuda también verás afectado tu historial en Buró de Crédito.

Pérdida o desgaste de relacionesPérdida o desgaste de relaciones

Los dos puntos negativos de prestar tu tarjeta de crédito que mencionamos antes afectan a tu situación financiera. Este último en cambio afecta a la relación afectiva que tienes con la persona que te debe.

A todos nos ha pasado que tenemos un amigo o familiar con quien la relación es excelente. Le prestamos y todo cambia. Él o ella se esconden para no pagar o se portan groseros. Quizás tú te sientes un poco incómodo con él o ella.

No es raro que muchas amistades se pierdan en este proceso y que las relaciones de familia se desgasten considerablemente. La situación empeora si involucras a terceros con el fin de mediar en la situación.

¿Nuestra recomendación? No prestes tu tarjeta de crédito

En definitiva, nosotros creemos que es mejor mantener las buenas relaciones con tus seres queridos y las cosas claras en todo lo que se refiere al dinero. Quizás pierdas la oportunidad de acumular puntos, pero podrás respirar tranquilo cada mes al no tener deudas que no puedes enfrentar.

Nuestra recomendación es que evites toda clase de préstamos o tarjetas extra.