10.02.2016

Prepara ya tu declaración de impuestos anual

Ya llegamos al segundo mes del año y en Kredito24 nos gustaría saber si ya estás preparado para tu declaración de impuestos anual. Si tu respuesta es “no” y además no tienes mucha prisa porque se te presenta como límite el mes de abril, dale una leída a este artículo.

Probablemente ni siquiera tienes idea de lo que debes hacer o crees que tu contador se encargará de todo. Si estás confiado en tu contador, no hay tanto problema. Tan solo asegúrate de preguntar si tiene todo lo que necesita. No vaya a ser que te quedes sin deducir algo por no preguntar.

¿Todos estamos obligados a presentar la declaración anual?

¿Todos estamos obligados a presentar la declaración anual?No. Las personas que trabajen como empleados asalariados y no hayan tenido otros ingresos pueden estar tranquilos. Su patrón se encargará de todo el procedimiento. Deberás preparar tu declaración anual si eres persona moral o física y has recibido ingresos por:

  • Servicios profesionales, también llamados honorarios.
  • Renta de inmuebles (casas, oficinas, edificios, etc.).
  • Actividades empresariales.
  • Estás inscrito en Régimen de Pequeños Contribuyentes.
  • Has adquirido o enajenado muebles.
  • Tienes ingresos extra a tu salario.
  • Dejaste de trabajar antes del 31 de diciembre.
  • Has ganado intereses superiores a los 100,000 pesos al año.
  • Tus ingresos son mayores a los 400,000 pesos.
  • Has hecho inversiones en el extranjero.
  • Se te condonaron deudas.

En caso de tener dudas, te recomendamos que visites a tu contador o que acudas a tu oficina del SAT correspondiente.

La ventaja de acudir a las oficinas del SAT es que toda la asesoría es gratis y ellos conocen bien sus sistemas. La desventaja es que no hacen la contabilidad propiamente dicha y debes ir con toda tu documentación ya lista.

Qué necesitas para presentar tu declaración

Para presentar correctamente tu declaración necesitas tener algunos datos a mano:

  • Qué necesitas para presentar tu declaraciónFacturas de ingresos recibidos. Estas facturas te sirven para dos cosas. La primera es conocer la cantidad exacta de ingresos que tuviste en el período fiscal de 2015 sobre la que se calculan los impuestos que pagaste. La segunda razón es que debes enviar estas facturas en formato PDF junto con tu declaración.
  • Facturas de los gastos ya deducidos. A lo largo del 2015 hiciste declaraciones informativas mensuales. En estas pudiste deducir todos aquellos gastos que necesitas para realizar tu actividad pero no debías agregarlas. Ahora que prepares tu declaración anual debes adjuntar todas estas facturas en formato PDF. Recuerda que solo serán deducibles si pagaste ese gasto con cheque, transferencia bancaria, tarjeta de crédito y tarjeta de débito.
  • Facturas de los gastos por deducir. Gastos funerarios, del dentista, seguros dotales, médicos, aportaciones extra a tu afore e inversiones para el retiro son deducibles en la declaración anual. Las facturas también se deben adjuntar en formato PDF y los pagos debieron hacerse a través de tarjeta de débito o crédito, transferencia bancaria y cheque.
  • Bitácora de ingresos y egresos. Este es el registro de los ingresos y gastos de cada mes. Lo ideal es que lo hayas completado a lo largo del año conforme avanzaba cada mes. Ahí se desglosan las cantidades que pagaste por IVA y por ISR. Encuentras este documento en la página oficial del SAT en formato Excel.
  • Comprobantes de pago de tus declaraciones mensuales informativas. Aunque en teoría Hacienda ya cuenta con esta información, siempre es buena idea añadirlas. Esto facilita el control de tus pagos y la revisión en caso de que haya saldo a favor.
  • Número de cuenta CLABE e información bancaria. En caso de resultar saldo a favor, se te pedirá que indiques lo que deseas hacer. La primera opción es usar ese saldo para las siguientes declaraciones y la otra opción es la devolución. Si eliges esta segunda opción, el sistema te pedirá los datos de la cuenta a la que se debe hacer el depósito. Procura enviar un estado de cuenta actual (no mayor a tres meses de antigüedad) de la cuenta donde se te debe depositar el dinero.

Ventajas de presentar tu declaración de impuestos anual antes de abril

Es común caer en el error de pensar que esperar hasta abril no importa. Lo cierto es que preparar desde ahora tu declaración te permite:

  • Buscar todas las facturas. Ya sea facturas que tú expediste o facturas de servicios o productos que quieres deducir, ahora es buen momento para buscarlas o pedirlas. Piensa que si quieres deducir la colegiatura de tus hijos y esperas hasta abril podrías encontrarte con que la escuela no tiene todos los datos a mano y puede llevarse algunos días. Esto puede dejarte con poco tiempo para preparar tu documentación.
  • Puedes corregir cualquier error. Si presentas tú mismo tu declaración o, incluso, si la presenta tu contador puedes encontrarte con algún error. Al presentar tu declaración de impuestos anual, el SAT puede indicarte con bastante tiempo si faltó algo o si debes demostrar alguna deducción.
  • Serás de los primeros en recibir tu devolución de saldo a favor. Una de las grandes pesadillas de los contribuyentes es que su saldo a favor tarde en llegar a su cuenta bancaria. Desde el año pasado el SAT dio a conocer un comunicado donde indicaba que los asalariados con saldo a favor lo recibirán en 5 días. Por desgracia, si eres trabajador independiente este proceso puede tardar más días. Sin embargo, cuanto antes envíes tu declaración, antes recibirás ese dinero. En abril habrá muchos contribuyentes esperando y el proceso será más tardado.

Aprovecha las facilidades que otorga el SAT para presentar tu declaración de impuestos anualAprovecha las facilidades que otorga el SAT para presentar tu declaración de impuestos anual

El SAT ya ha dado varios comunicados en donde avisa que este año el formato de la declaración de impuestos anual ya vendrá prellenado. Esto facilita bastante todo el proceso para ti como usuario.

En caso de que tengas muchas dudas, lo ideal sería consultar con un contador. Él te podrá asesorar sobre todos los requisitos y requerimientos a diferencia del personal del SAT.

No es que el personal del SAT no sepa o no pueda ayudarte. Es solo que un contador te puede dar las estrategias completas para deducir correctamente al tiempo que realiza tu contabilidad.