31.08.2016

Prepara tus finanzas para la vuelta a la rutina

¿Qué tal estuvieron tus vacaciones? Todos en Kredito24 esperamos que las hayas disfrutado muchísimo y que vengas cargado de energía para la rutina. Una parte importante de tus vacaciones tiene que ver con tus finanzas personales por lo que te queremos hablar de cómo prepararte para el regreso a la rutina financiera

1.Revisa todos los gastos que tuviste

Ahora que ya estás en casa es buen momento para anotar en una hoja todos los gastos que hiciste:

  • Transporte. ¿Pagaste transporte público de tu casa al aeropuerto? ¿Boletos de avión? Cualquier concepto por mínimo que sea, anótalo.
  • Comida. Desde el agua que compraste en la máquina expendedora del hotel hasta la cena romántica que pagaste para tu pareja y tú.
  • Otros. ¿Pagaste un tour guiado? ¿Pagaste por los útiles escolares de tus hijos? ¿Debiste renovar pasaporte? ¿Pagaste el hotel para Fido porque no podías llevarlo contigo de vacaciones? Anota todo lo que gastaste si importar qué fue o cuando.

Clasifica tus gastos2.Clasifica tus gastos

Una vez que tengas la lista completa de qué y cuánto gastaste, separa los gastos que tenías previstos y que pagaste en efectivo o antes de las vacaciones y los que pagaste con tarjeta de crédito.

A partir de este momento, los gastos que cubriste antes de salir y que ya no debes los vamos a dejar de lado porque ya no te afectarán en el futuro.

3. Define cómo vas a pagar tu deuda

Una vez que sepas cuáles son los pagos que tienes pendientes, es importante determinar cuáles son:

  • Gastos fijos. Estos son los gastos que tienes cada mes, que ya tienes previstos y que no puedes dejar de pagar: hipoteca, luz, agua, teléfono, etc. No te olvides de cubrirlos cuanto antes para evitar quedarte sin algún servicio ahora que regresas a la rutina laboral y diaria.
  • Nueva deuda. Son aquellos que adquiriste generalmente al usar la tarjeta de crédito. Identifica cuáles son los gastos que están a meses de intereses y súmalos a los gastos fijos a partir del mes en que debes comenzar a pagarlos. Suma todos los pagos que no hiciste a meses sin intereses.

4. Paga toda la deuda que puedas y crea un plan de pagos

Paga toda la deuda que puedas y crea un plan de pagosConfirma esa deuda con tu banco por teléfono o esperando a que te llegue el estado de cuenta. Define cuánto de esa deuda puedes pagar para disminuirla lo máximo posible. Si tu pago mínimo es inferior, no le hagas caso y paga todo lo que te sea posible.

Si después de esto tienes una deuda muy alta y tu tarjeta tiene interés variable o uno muy alto, llama a tu banco y pregunta por sus opciones y crea un plan de pagos. Estos planes de pago pueden ser a 12, 24 o 36 meses y suelen tener tasas preferenciales, así que evalúa cuánto podrás pagar mensualmente sin dejar de cubrir tus gastos recurrentes.

Recuerda que lo ideal es no gastar de más pero si ya lo hiciste sigue este plan, trata de ahorrar los siguientes meses y evita que tus vacaciones afecten negativamente a tu rutina diaria.