11.06.2015

Planea tus deducciones de impuestos de 2015

Pagar impuestos es una de las obligaciones que todos los mexicanos tenemos y lo cierto es que a la gran mayoría no nos gusta. La buena noticia es que, si eres cumplido con tus obligaciones fiscales, puedes obtener algunas deducciones. Esto significa que al presentar tu declaración anual puedes pagar menos de lo que te correspondía y hasta podrían devolverte parte de lo que pagues en las declaraciones mensuales.

En Kredito24 te damos algunos consejos para que desde ahora prepares tus deducciones de 2015. Síguelos y te garantizamos que ahorrarás mucho tiempo y dinero en el futuro.

Organiza tus estados de cuenta

Para demostrar que tuviste los ingresos que indicas en la declaración anual, el Servicio de Administración tributaria te va a pedir que le envíes tus comprobantes de ingresos. Ahora puedes pensar que no es un punto tan importante o que lo podrás hacer en el futuro, pero si lo dejas para el final puedes perder mucho tiempo organizando esta información y quizás debas pagar a tu banco para que te dé una copia de esos estados de cuenta.

Asegúrate de pedir las facturas de tus gastos deducibles

¿Piensas deducir las colegiaturas de tus hijos? ¿Y tus gastos médicos y seguros? Cualquier gasto que planees deducir debe ser comprobado con las facturas correspondientes. De acuerdo con las leyes aplicables, las facturas deben ser expedidas de inmediato, así que no las pierdas ni las olvides.

Toma en cuenta que casi siempre tienes una sola posibilidad para gestionar esta factura: al momento de generar el gasto. Quizá podrás hacerlo uno o dos días después, pero no dejes pasar demasiado tiempo.

Que tus facturas tengan todos tus datos correctos

impuesto renta-2015-deduccionesDe nada te servirá tener tus facturas en orden y bien organizadas si tienen errores en tus datos. Estos errores las harían inválidas y al final no te servirán para deducir. Si te das cuenta de que algún dato está mal, avísale a la persona que te expidió la factura y solicita la corrección correspondiente.

Para evitar errores puedes llevar varias tarjetas con todos tus datos fiscales y entregar una cada vez que solicites una factura. Los datos necesarios son:

  • Nombre completo. Escríbelo tal y como lo tienes en tus documentos oficiales para evitar que el SAT rechace la factura.
  • Dirección. Debe ser la dirección que diste cuando te registraste en el SAT.
  • Correo electrónico. Es muy importante para que te envíen la factura con mayor facilidad, aunque también llegará a tu portal personal de contribuyente.
  • Número de RFC. Ten mucho cuidado al escribirlo, pues un error evitará que la factura te llegue correctamente.

Haz que el tiempo sea tu aliado

Las deducciones de la declaración anual son una de las mejores recompensas que la autoridad nos da por cumplir con nuestras obligaciones. Evita perder este derecho teniendo todo en orden. Aunque ya vamos en el sexto mes de año, estás a buen tiempo de facilitar el proceso. Las facturas y comprobantes de pago o estado de cuenta que no tengas, procura recuperarlos, y a partir de ahora comienza a guardar todos estos documentos.

Para mayor seguridad, puedes guardarlos en un sobre y escanearlos y conservarlos en tu correo o memoria USB.