30.09.2015

Pequeños cambios para ahorrar en grande

¿Cuáles crees que son los peores enemigos de tu bolsillo y cartera? La mayoría suele creer que las grandes deudas como la hipoteca o el crédito automotriz, pero están equivocados. Los peores enemigos de tu cartera son los pequeños gastos que haces de forma recurrente pero no tomas en cuenta.

Elimina suscripciones a servicios que no necesitas

¿Tienes plan de datos para el teléfono celular? ¿Y cable? La pregunta más importante es: ¿los usas? En Kredito24 nos hemos dado cuenta de que estos servicios son una de las fugas de dinero más importantes de nuestros clientes.

Son un problema porque son un gasto recurrente (usualmente mensual), pero no siempre se necesita de verdad. Si pasas demasiado tiempo fuera de casa y no ves televisión o tienes acceso a wifi para tu celular, los datos ya no te son tan necesarios.

No te decimos que cortes por completo estos servicios. Algunas buenas alternativas son cambiar el plan mensual de datos por un plan de recargas. Así solo gastas lo que ocupas. En el caso del cable, puedes buscar un servicio que sea más económico.

Usa productos de marca blanca

Otro de los pequeños cambios para ahorrar en grande es cambiar a las grandes marcas por otras menos conocidas pero más económicas.

Algunos de los productos que funcionan igual sin importar la marca son servilletas de cocina, papel de baño, aromatizantes de piso, pastas de dientes, champú para el cabello, croquetas para perro o gato, etc.

La diferencia de precio entre un producto de marca blanca y uno de marca reconocida es de hasta 3 o 4 veces. Con lo que ahorres podrías iniciar un negocio desde casa.

Carga poco efectivo y ninguna tarjeta de crédito

Al ir a realizar las compras al supermercado o salir a la calle es recomendable llevar solo el dinero que necesitarás. Ya sé que dirás que puede ocurrir una emergencia pero, la mayoría de las veces, el dinero extra que llevamos termina siendo usado en comprar golosinas o cosas que no necesitas pero que vimos, nos gustaron y las llevamos.

El consejo es hacer una lista de lo que necesitas, el cálculo de lo que gastarás y llevar solo esa cantidad.

No te recomendamos llevar la tarjeta de crédito porque el dinero que uses en cosas que no necesitas te costará más por los intereses.

Guarda las monedas sueltas en una alcancía

¿Cuántas veces te ha pasado que te regresan cambio después de una compra y luego no sabes qué paso con ese dinero? Seguro que te pasa a menudo. Una buena estrategia es que, al llegar a casa, guardes esas monedas extra en una alcancía hasta que juntes una cantidad más grande y la puedas guardar en el banco.

Puede parecerte que efectuar estos cambios no tiene importancia, pero cuando analizas y te das cuenta de que un día gastaste $5 pesos, el siguiente $20, y así cada día, sí que resultan cantidades grandes a fin de mes.

Para motivarte, puedes pensar en un objetivo para estas modificaciones. ¿Qué tal si esos cambios los destinas a un nuevo corte de cabello o una escapada romántica con tu pareja?
¿Estás listo para hacer estos cambios? Piensa que los beneficios son considerables.