19.01.2016

Organiza tu presupuesto y finanzas personales para 2016

Ahora que ya hemos pasado la temporada navideña y las primeras semanas del año, ¿ya tienes una idea de cómo organizarás tus finanzas personales en 2016? A primera vista puede parecer una tarea titánica pero estás a tiempo para crear un plan que sea eficiente y mejore tu calidad de vida este año.

La falta de organización puede afectar tus finanzas mucho más que la falta de dinero y olvidar las cuentas a pagar te obligará a desembolsar en intereses. No llevar un control del dinero que entra y sale de tus cuentas te puede dejar sin dinero para lo realmente importante.

En Kredito24 queremos que nuestros clientes logren todos sus objetivos. Para ayudarte te traemos este plan para organizar tu presupuestos y finanzas personales. Este plan no busca quitarle la diversión a tu vida, sino ayudarte a tener un orden.

Crea un presupuesto mensual

¿Sabías que tus gastos varían mes a mes? Lo mismo sucede con los ingresos y debes tener una idea de qué hacer en ambos casos.  

Por eso creemos que el primer paso para organizar tus finanzas personales es programando cada mes de forma individual. Claro que no puedes saber exactamente qué gastos tendrás.

Lo que puedes hacer es revisar tu año anterior:

  • ¿Cuándo debes pagar colegiaturas?
  • ¿Qué mes pagas más en energía eléctrica?
  • ¿Qué meses deseas salir de vacaciones?

A partir de aquí podrás organizar las bases de tu presupuesto y saber qué necesitas para que tus finanzas personales funcionen en 2016.

Comienza escribiendo los gastos que ya tienes seguros y deja una cantidad libre para los que surjan.

Organiza tus deudas en un solo lugar

Organiza tus deudas en un solo lugar

¿Dónde tienes las facturas? ¿Revisas tus estados de cuenta cada mes? Puede parecerte poco importante tener los estados bancario revueltos con otros documentos pero no lo es.

Organizar y ordenar estos documentos te permitirá ver exactamente dónde y en qué gastas tu dinero.

Si este año has pensado ordenar tus finanzas personales para por fin entender a dónde se va cada peso, debes aprender a ver estos documentos.

Lo único que necesitas es un fólder donde guardar cada factura o estado bancario. Si tus facturas llegan a tu correo electrónico, imprímelas y revísalas constantemente.

Los documentos que debes ordenar y cuidar con mayor sigilo son:

  • Facturas de los servicios que pagas.
  • Estados de cuenta de tarjetas de crédito.
  • Estados de cuenta de tarjetas de débito.
  • Comprobantes de pago de impuestos estatales y federales.
  • Garantías de equipos electrónicos.
  • Pólizas de seguros y contratos.

De la misma forma en cuidas tus documentos personales, como acta de nacimiento, debes cuidar tus documentos financieros. Estos te dan seguridad y mayor control.

Fija una cantidad para ahorrar mensualmente

Un presupuesto no estará completo si no te aseguras de incluir un porcentaje para tu ahorro. Toma en cuenta que cada año que pasa te haces mayor y en algún momento no podrás seguir trabajando. ¿Cómo planeas mantenerte entonces?

Destina un porcentaje fijo para ahorro cada mes. Es muy tentador pensar en una cantidad específica pero esto tiene un problema: tus ingresos pueden variar y, con ello, tu capacidad de ahorro.

Es mejor si eliges un porcentaje, por ejemplo, el 10% de tus ingresos totales. De esta forma, no importará la cantidad de dinero que ingreses porque igual estarás ahorrando.

Paga tus facturas en cuanto lleganPaga tus facturas en cuanto llegan

Uno de los principales saboteadores de tus finanzas personales son las cuentas sin pagar. Lo cierto es que la mayoría de las veces que pagas intereses extra en tu tarjeta de crédito lo haces por olvido.

Y sí, estos olvidos son verdaderamente caros. Para evitar toda clase de olvidos te sugerimos que aproveches las ventajas que te da tu banco, como la terminal electrónica.

Si ahora no usas la banca electrónica, es buen momento para solicitar tus claves y códigos de acceso. Entrá constantemente e identifica las fechas de corte de tus tarjetas. Programa una alarma y paga en cuento tengas los saldos actualizados.

Genera ingresos pasivos

¿En 2015 tuviste meses en los que te quedaste corto de dinero? Debes saber que no hay soluciones mágicas para evitar esta situación. Por suerte, existen los ingresos pasivos.

Investiga tus opciones e identifica las mejores oportunidades que tienes para mejorar tus finanzas personales.

Piensa que no tiene mucho caso preocuparte por las cuentas que el año pasado no pudiste enfrentar. Ahora tienes la oportunidad de planear un nuevo año. Esto incluye buscar cambios y ajustes que sean posibles y sácales provecho.

Negocia tus deudas

Al hacer tu presupuesto de 2016 y revisar tus estados bancarios verás el panorama completo de tus finanzas personales. ¿Te parece que se han salido de control? Los problemas económicos son comunes y muchas veces sentimos que nos ahogan.

Puedes pensar que esconderte de tu banco y demás acreedores te permitirá salir del paso pero esto solo empeora tu situación. La mejor estrategia es negociar con tu banco.

Cuando ellos reciben una llamada tuya diciéndoles que deseas terminar con tus deudas preferirán ayudarte. Para tus acreedores será mejor recibir el pago de tu deuda en varios meses diferidos antes que enfrentarse a una deuda incobrable.

Una excelente alternativa es solicitar un plan de pagos. Si tu banco no ofrece esta posibilidad, acércate a otros bancos. Siempre podrás encontrar una opción que se adapte a tus condiciones.

Reduce tus cuentas bancariasReduce tus cuentas bancarias

Para tener un presupuesto bien organizado necesitas tener pocas cuentas que cuidar. Antes te mencioné que necesitas pagar tus cuentas a tiempo. A mayor cantidad de cuentas, mayor cantidad de fechas que recordar.

Lo ideal es tener una sola cuenta bancaria. De esta forma todos tus ingresos y pagos estarán en un solo lugar y no necesitarás revisar demasiados documentos.

Simplifica tu vida con un presupuesto

Algunas personas le tienen verdadero temor a un presupuesto. Creen que los limitará y evitará que tengan una vida divertida. La realidad es totalmente opuesta ya que podrás planificar cada pequeño gusto que quieras darte.