04.12.2015

Mitos comunes sobre el Buró de Crédito

El Buró de Crédito en México es una institución privada que se encarga de recuperar la información financiera de los mexicanos. Con estos datos genera una calificación para cada usuario de servicios financieros. De esta forma, cuando quieres tramitar un nuevo préstamo, tarjeta de crédito, hipoteca o contratar algunos servicios, las empresas pueden revisar tu perfil.

Con los datos que se recaban, las empresas e instituciones crediticias pueden identificar los mejores productos para ti. También pueden darte las tasas de interés adecuadas en función de tu historial crediticio. En Kredito24 hemos visto que muchos de nuestros usuarios tienen dudas sobre el Buró de Crédito. Para ayudarte a entender mejor a esta institución hemos analizado los mitos comunes sobre el Buró de Crédito y te contamos la verdad sobre cada uno.

Mito 1. El Buró de Crédito es una institución gubernamental

Este es de los mitos más extendidos a pesar de ser falso. El Buró de Crédito es una empresa privada que se creó hace 20 años en México.

Hay que recordar que antes de esa época no había ninguna opción que permitiera a las instituciones de crédito calificar a quienes solicitan un préstamo. Esto daba pie a que las personas se endeudaran en exceso, con lo que tanto los deudores como las instituciones perdían parte de su patrimonio.

Mito 2. El Buró de Crédito es la lista negra de los deudoresMito 2. El Buró de Crédito es la lista negra de los deudores

Este es otro mito falso. El Buró de Crédito recaba la información de todos los mexicanos que han accedido en algún momento a un producto financiero. Esto quiere decir que si alguna vez has tramitado una tarjeta de crédito de tiendas departamentales o bancos, algún servicio de contrato mensual como telefonía celular o un préstamo bancario, tendrás un historial en Buró de Crédito.

En el informe de Buró de Crédito se ve reflejado si has pagado tus deudas a tiempo o no, y es aquí donde nace la confusión. No es que el Buró de Crédito sea una lista negra y que si estás ahí no accederás a ningún otro servicio financiero. Lo que pasa es que diversas empresas e instituciones financieras revisarán tu historial y podrán ver tu calificación. A partir de esta información deciden si eres un cliente viable para ellos o no.

Mito 3. Cuando pague mis deudas me borrarán del Buró de Crédito

Esto es cierto pero no de inmediato. En Buró de Crédito se quedan guardados todos los datos de tu comportamiento financiero de los últimos 6 años. Esto significa que los datos del mes de junio de 2010 estarán visibles hasta el mes de junio de 2016 y luego desaparecerán.

En caso de que hagas pagos anticipados o liquides la totalidad de tus deudas antes del plazo esperado, tu calificación en Buró de Crédito mejorará y las instituciones financieras podrán ver las razones.

Mito 4. No me conceden créditos porque el Buró de Crédito me boletinóMito 4. No me conceden créditos porque el Buró de Crédito me boletinó

Falso. El Buró de Crédito no boletina a ningún usuario. Lo único que hace esta institución es recabar la información de tu comportamiento crediticio. A partir de estos datos, las instituciones financieras deciden si entras en sus parámetros de cliente potencial o no.

Si te encuentras en una situación financiera complicada en la que has dejado de pagar tus deudas y no has buscado solucionar el problema con tus acreedores, te será muy complicado obtener un nuevo préstamo o deuda.

Lo que te recomendamos en este caso es que procures disminuir tus deudas para mejorar tu calificación. Con esto será más sencillo que te concedan otros créditos.

Mito 5. La calificación del Buró de Crédito es al azar

Falso. El Buró de Crédito tiene un algoritmo que le permite modificar tu calificación mes a mes. Las modificaciones dependen de los reportes que las instituciones de crédito efectúan, por lo que tu calificación puede mejorar o empeorar de un mes a otro.

Mito 6. El Buró de Crédito se equivocó en un dato y no tengo forma de corregirlo

Falso. Cuando encuentres un error en tus datos personales o relacionado con el cumplimiento de tus obligaciones financieras, puedes presentar una reclamación. Este procedimiento es bastante sencillo y tiene una alta tasa de solución a favor del cliente.

De acuerdo con datos del propio Buró de Crédito, solo el 2,6% de los reportes emitidos reciben un reclamo. De estos reclamos, el 72% se resuelven a favor de las empresas o personas que lo presentaron. Es importante que recuerdes presentar toda la información que documente tu reclamo.

Mito 7. El Buró de Crédito puede darle mi información a cualquiera que se la pida

Falso. Aunque el Buró de Crédito es una institución privada, está regida por los reglamentos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por lo que debe seguir ciertas reglas para dar tu información.

La regla más importante es que solo puede hacer llegar tu información y calificación en Buró de Crédito a quienes tengan una autorización tuya firmada o cuando exista una relación directa contigo.

Esto quiere decir que si estás solicitando un crédito a un banco con el que no tienes ninguna cuenta, el ejecutivo del banco te pedirá que firmes una autorización para revisar tus datos en el Buró de Crédito. También puede suceder que el banco en el que tienes una cuenta de ahorros te quiera ofrecer una tarjeta de crédito y consulta tu Buró de Crédito para identificar la opción que mejor se adapta a tu perfil.

El Buró de Crédito te ofrece una radiografía de tus finanzas personalesEl Buró de Crédito te ofrece una radiografía de tus finanzas personales

Si alguna vez has utilizado algún producto financiero ya estás en el Buró de Crédito y tienes una calificación asignada de acuerdo a tu comportamiento. Te recomendamos que revises esta información para tener una mejor visión de tus finanzas personales.

Es común creer que tienes un excelente desempeño financiero, pero al revisar los datos reales descubres que te falta control en el manejo de tus deudas. Te felicitamos si tu calificación es perfecta pero, si no lo es tanto, te recordamos que siempre puedes ponerte en acción para mejorarla.