27.09.2013

Las cláusulas bancarias pueden ser un riesgo para los usuarios

Según lo publicado en el universal, muchas de los contratos de adhesión a los cuales se obligan los usuarios de las instituciones financieras contienen cláusulas abusivas, ya que aun cuando no infringen la legislación aplicable en la materia, pueden llegar a afectar el patrimonio de quienes requiere un crédito.

 

Según estudios de la CONDUSEF, la mayoría de los usuarios del sistema financiero no reparan en leer el contrato a detalle o las cláusulas de los servicios que se requieren, traduciéndose en endeudamiento excesivo. Entre las cláusulas abusivas, están la “Penalización por saldo insuficiente para la compensación”, (a través de la cual la institución financiera puede cobrarse los adeudos y en caso de no tener fondos cobrar una comisión extra), la sanción en caso de que el usuario salde el crédito de forma adelantada, así como también el “cobro de intereses moratorios sobre saldo insoluto”.

 

Entre los otros potenciales abusos se encuentra la condición de la celebración de cualquier contrato crediticio contra el expreso consentimiento por parte del usuario para difundir su información a través de diversos medios, así como para obtener información relativa a su comportamiento crediticio, gastos y obligaciones financieras. Ello sin mencionar su uso para campañas publicitarias, gestión de cobranzas y comisiones por pago tardío.

 

En el caso particular de las tarjetas de crédito, se extiende la “obligación solidaria de los tarjeta habientes adicionales” como requisito contractual, haciendo responsable a terceros de las obligaciones contraídas por el cuentahabiente principal. En relación a los créditos de nómina, resulta ilegal dejar que los gastos por honorarios, por cobranza judicial o por daños y perjuicios, corran por cuenta del contratante sin determinación judicial.

 

 

Autor: CDA, Imagen: Lupo  / pixelio.de