19.08.2014

¡LA BÁSCULA NO MIENTE, TU BOLSILLO TAMPOCO!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA¡Qué ricas las gomitas! Hala, ¡ Y estos chocolates también! y esos ¿Tamarindos? Tal vez, un refresco o un batido también, por favor. ¿Te reconoces? Este puedes ser tú o tus hermanos, vecinos o compañeros. De hecho, la gula nos persigue y pocos son capaces de huir de este “pecado capital”.

Según muestra OM-C, México es el segundo país con mayor índice de obesidad detrás de Estados Unidos. En este caso, estar en el segundo lugar no es nada positivo, los malos hábitos alimentarios toman la vida de unas 300 mil personas al año.

“Pecadores de los dulces” – ya es imposible escaparse. ¡Están acorralados! Por un lado la báscula y por otro tus finanzas. La ley de IEPS indica que la importación de alimentos no básicos con una densidad calórica de 275 kcal o mayor por cada 100 gramos se encuentran gravados a la tasa del 8%.

Tus finanzas sufrirán un aumento de peso al igual que tú, si no cambias tu canasta de la compra. Encuentra un supermercado o mercado con buenos precios, lleva tu lista de la compra hecha y no te dejes atrapar por la tentación de esa torta de chocolate que se muestra ante ti. Realizar la compra en familia, o en grupo en ciertos productos tales como frutas y vegetales puede ayudar a reducir el gasto en la canasta de la compra a la vez de fomentar una alimentación más sana ante tus hijos, familiares y amigos.

Es sábado por fin, ¡Agarra las llaves del carro y vamos a dar un paseo! La báscula comienza a subir y tu cartera disminuye ¿ Por qué? La ley de “Hoy no circula” las leyes sabatinas para tu auto. ¿ Puede mi auto circular hoy? ¿A quién le importa? Agarra las llaves y nos vamos. Esta actitud te costará muy caro, puede ser sancionado hasta con 24 días de salario mínimo (1614 pesos) y encima tu sobrepeso va en aumento.

¡Oh no, es lunes! manejas tu carro, rodeado de cientos de coches y ves como la aguja de tu combustible va disminuyendo, pero ¿cómo puede ser esto? El precio del combustible ha ido en aumento y tu pereza ha vuelto a crear una falsa proporción, más peso en tu báscula y menos en tu cartera.

De nuevo, ¡Pecador!, la pereza te ha atrapado.

Dos hábitos que te están costando muy caros y sin apenas enterarte, la pereza y la gula, por algo son llamados “pecados”.

Estos “pecaditos” hacen que cada vez que te subas a la báscula, pienses mañana hago dieta mientras te acercas hacia la cocina y te comes una galleta a la vez que buscas entre los bolsillos los últimos pesos para comprarte un refresquito, ya que el día parece ser caluroso.

Si eres víctima de estos pecados, ha llegado el momento de librarte de las tentaciones. Al trabajo en bicicleta y el paseo de los sábados también. Tan solo con esos pequeños cambios reducirás tu peso corporal y aumentarás el de tu cuenta bancaria. Si además lo acompañas de una canasta saludable, te convertirás en el rey de la báscula y de tus finanzas sin la necesidad de gastar más en un gimnasio al cuál irás en tu carro mientras te bebes un frio refresco, ¡No vuelvas a ser tentado, la báscula no permite mentiras y los números rojos tampoco!

Autora: M. Blanco Amez

Fuentes:

antp.org.mx

losimpuestos.com.mx

omcsalud.com

profeco.gob.mx