21.08.2013

Insolvencia (default)

El estado de insolvencia se actualiza cuando el deudor no puede responder al pasivo exigible al que se ha obligado, es decir, no puede hacer frente a los pagos de sus obligaciones civiles y financieras. Lo anterior implica necesariamente que el sujeto pasivo ha incurrido en mora respecto a la mayoría de sus obligaciones, de tal suerte que su activo no es suficiente para cubrir las mismas. Dicho estado jurídico permanecer mientras las obligaciones contraídas no se extingan ya sea mediante su pago o prescripción, en el supuesto que este supuesto aplique.