16.03.2015

Inflación: todo sube menos mi salario, ¿cómo le hago?

Inflación: todo sube menos mi salario, ¿cómo le hago?¿Por qué los abuelitos cuentan historias sobre la multitud de cosas que podían comprar en la tienda con sólo un peso, mientras que a ti un peso apenas te alcanza para un chicle o menos? Podrías pensar que esto se debe a las fuertes devaluaciones que ha sufrido la moneda mexicana a lo largo de los años, y estarías en lo correcto, pero sólo parcialmente, porque, pregúntate ahora: ¿por qué apenas hace unos 5 años casi todas las cosas que puedes encontrar en el súper costaban significativamente menos?

Este gradual encarecimiento de los bienes y servicios tiene un nombre que seguro habrás escuchado en las noticias. Se trata de la inflación, una tendencia que está presente en las economías de casi todos los países del mundo y que, contrario a lo que muchos suelen imaginar, no es algo provocado, es decir, no es algo que los gobiernos o las empresas decidan imponer.

La inflación es resultado de muchos factores que están en juego al mismo tiempo, como el crecimiento natural de la población, porque a la par de este aumento en el número de consumidores se va incrementando igual de naturalmente la demanda que hay de todas las mercancías que se consumen. También afectan los impuestos que tienen que cobrarse para mantener las finanzas de los gobiernos en un nivel saludable, a fin de que estos puedan gastar en mejorar las carreteras y los servicios públicos. Por otro lado, la inflación disminuye cuando la oferta de bienes y servicios aumenta de forma considerable, sea por la llegada a un país de nuevas empresas extranjeras o por avances tecnológicos que permiten aumentar la velocidad de la producción, entre otros motivos.

Pero independientemente de las causas que estén detrás de la inflación, la realidad es que este encarecimiento de los productos continuará toda la vida, y para evitar que se lleve de encuentro tu calidad de vida, debes apuntar a dos objetivos: mejorar tus ingresos y planear mejor tus gastos.

Algunos ‘tips’ para librar la batalla contra la inflación

  1. Algunos 'tips' para librar la batalla contra la inflaciónDeja de derrochar. El fin primordial de tu salario es que te sirva para comprar alimentos y ropa, para ti y tu familia, mantener tu hogar y tu coche, pagar los servicios básicos y, si tienes hijos, pagar su educación. En un segundo lugar de importancia están los gastos en entretenimiento, que aunque parezcan vanos o inútiles no puedes prescindir de ellos, porque sin un poquito de ocio tu vida no sería saludable ni mucho menos disfrutable. Pero donde sí puedes meter un poquito la tijera es en los gastos superfluos, aquellos para los que fácilmente puedes identificar que realmente no necesitas, al menos mientras mejoras tus ingresos.
  2. Mejora tus ingresos. Si tienes forma de obtener algún ingreso complementario o alterno al que te brinda tu trabajo, considéralo. Recuerda que los ahorros sirven para subsanar gastos mayores que tendrás que hacer más adelante en el tiempo, y si realizas una actividad que no te quite mucho tiempo y que te permita sacar un “dinerito” extra, tienes ya garantizada una fuente de ahorros. Para salir al paso de gastos que surjan sin previo aviso están opciones como los créditos rápidos. Sólo cuida asegurarte que puedas eventualmente pagarlos y que no contribuyan después a hacer más pequeño tu ingreso.
  3. Invierte. A veces se piensa que invertir es para gente que tiene mucho dinero, pero en el mercado existen opciones de inversión bastante económicas cuya tasa de rendimiento es mayor a la tasa de inflación, con los cuales puedes lograr que el valor de tu dinero no caiga con el tiempo sino que incluso aumente. Si tienes el deseo de invertir en algún equipo, material o mejora con la cual puedas realizar un trabajo que aumente tus ingresos es válido hacerlo, y no te agobies si requieres un crédito para lograrlo pues seguramente puedes pagarlo con los ingresos adicionales que obtengas.