04.03.2014

Frutas y verduras: partes que no comes y son buenos para la salud

¿Podemos extraer todo de bueno que existe en los alimentos? Sí. Muchas veces no lo hacemos, pues no tenemos conocimiento de las propiedades de las cáscaras y tallos. Lo que sí es cierto es que, ellos mejoran tu alimentación, y consecuentemente tu salud.

 

Cáscara de Manzana:alimentos_para_la_piel_int

Contiene Quercetina, un antioxidante que ayuda a la salud de los pulmones y el cerebro. Además, esta parte de la manzana contiene más fibras y vitaminas que el interior de la fruta.

Sobre la Quercetina:

La quercetina pertenece a un grupo de sustancias conocido como bioflavonoides, compuestos que pigmentan de azules y rojos a muchos vegetales. En concreto, la quercetina se encuentra en manzanas, cebolla, trigo sarraceno, uvas, té verde, arándanos, ajo y ginkgo biloba, entre otras muchas fuentes. Todos los bioflavonoides son potentes antioxidantes.

De entre los muchos bioflavonoides, la quercetina parece ser el de mayor actividad antialérgica, según un estudio aparecido en el Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

Tallos de Acelga:

En los tallos de acelga existen altos niveles de glutamina, un aminoácido fundamental en la curación del cuerpo y los procesos de reparación.

Sobre la Glutamina:

Este aminoácido sírve para que los músculos ejercitados no bajen de volumen. En ciertas ocasiones, como el estrés, traumas o infecciones, puede ser considerado como “semiesencial”. Se emplea en casos en los que algunas dolencias han postrado a un paciente en cama durante un periodo largo de tiempo, los atletas de musculación lo emplean debido a sus efectos “constructores” de músculo, así como en los pacientes de cancer y sida. La glutamina es beneficiosa para una persona recuperarse de un gran esfuerzo físico, pues esta molécula favorece la recuperación del tejido dañado.

Cáscara de Naranja:

Ayuda a reducir el cholesterol. Su efecto sería incluso más fuerte que algunos medicamentos. La cáscara de naranja contiene flavonas polimetoxilatados que podrían protegernos de enfermedades cardíacas y la inflamación.

La cáscara de naranja puede ayudar a la digestión, reducir la infección, disminuir el colesterol y combatir el cáncer de piel y de mama. Es un buen repelente de insectos y de gatos, y es útil como desodorizante. También es deliciosa confitada o rallada para ser agregada a las comidas, postres y bebidas. Para un máximo efecto, elige piel de naranjas orgánicas así evitas ingerir pesticidas, herbicidas o la cubierta de cera que se utiliza para realzar su apariencia.

 

Hojas y tallos de betarragas:

Son una importante fuente de fibra, hierro y cálcio y contienen vitamin A y K.

Cáscara de Sandía:

Muchos no se la comen, la cáscara de sandía contiene un aminoácido llamado L-citrulina, el cual mejora el rendimiento deportivo y alivia el dolor muscular. Ayuda también a eliminar el nitrógeno de la sangre, pues elimina los excesos de sustancias tóxicas a través del ciclo de la urea, eliminado así, por ejemplo, el amoniaco (sustancia tóxica).

Además, Ayuda a tener un corazón más saludable mejorando la circulación, y refuerza el sistema inmunológico.

 

Hojas de Rábano:

Tienen alto contenido de Vitaminas A y K, además de ser una buena fuente de fibra, hierro, potasio y otros nutrients.

 

Cáscara de papas:

Contiene una gran cantidad de vitaminas del complex B, vitamina C, hierro, calcio y potasio, entre otros nutrients. Además contiene una buena cantidad de fibras que ayudan la salud.

Las papas también mejoran la función hepatica y eliminan toxinas.

 

Esos son algunos ejemplos de buenos alimentos que puedes consumir con cáscara sin miedo y que ayudante a tener la salud más sana.

 

Fuente: RPP notícias