28.10.2015

Errores financieros comunes en la edad universitaria

Una encuesta realizada por Universia México en 2013 nos ayudó a ver que el 83% de los universitarios tiene el hábito de ahorrar. De estos, el 43,7% utiliza alternativas informales que no son muy seguras ni dan rendimientos: tandas, guardar efectivo en casa y préstamos a familiares o amigos con muy pequeñas o ninguna tasa de interés. La mayoría (el 58%) indicó que solo ahorra lo que le sobra.

Estos son datos muy interesantes porque solemos creer que las responsabilidades financieras inician cuando entramos al primer empleo, pero eso no es cierto. Casi podríamos decir que tus finanzas deben interesarte desde que eres mayor de edad. Para darte una guía de lo que debes vigilar, te traemos los errores financieros comunes en la edad universitaria.

No tener un empleo

En Kredito24 somos conscientes de la importancia que la educación universitaria tiene pero también es cierto que cuanto antes tengas un empleo será mejor. Un trabajo te da la oportunidad de desarrollar habilidades que la universidad no te da.

La razón por la que creemos que este es uno de los principales errores financieros es que no eres independiente económicamente. Aunque tus padres estén dispuestos a pagar tu escuela y gastos, también debes aprender a manejar tus ingresos.

En esta etapa es buena idea buscar empleos sencillos como mesero, atención al cliente en sitios de comida rápida, etc. Lo importante es que tengas un ingreso que te dé cierta libertad y que puedas elegir cómo administrar.

¿No quieres trabajar para alguien más? Puedes iniciar tu propio negocio desde casa y probar varias opciones para sacer partido de tus pasatiempos. Piensa que así nacieron muchas de las empresas más importantes de hoy en día.

Usar las tarjetas de crédito indiscriminadamente

Probablemente tus papás te den una tarjeta de crédito para facilitarte el uso del dinero. Es bueno saber que tienes su confianza, ¿no? Bueno, déjame decirte que perderás esta confianza si se dan cuenta de que estás gastando demasiado.

Este es uno de los errores financieros más graves porque te crean el hábito de usar el dinero de la tarjeta de crédito sin límite. Luego, cuando tengas tu empleo y acceso a una tarjeta de crédito propia tendrás muchos problemas financieros si aplicas los mismos hábitos.

Desde ahora aprende a controlar tus gastos, investiga los costos de la tarjeta y cualquier otro dato que sea importante. Acércate a tu papá o mamá para pedirles que te expliquen cómo funciona este instrumento financiero. Les demostrarás que eres responsable y confiarán más en ti.

Endedudarte con gastos de la universidad

Endedudarte con gastos de la universidadAunque los costos de la educación universitaria en México son muy bajos en comparación con otros países, no resulta particularmente económica. Si tu familia no tiene los recursos económicos para pagar la escuela que quieres, revisa tus alternativas.

Sobreendeudarte con la universidad es uno de los errores financieros que te limitan en el futuro inmediato. Después de terminar la universidad te será muy difícil conseguir cualquier tipo de crédito, así que si quieres irte al extranjero o comprar un auto te será casi imposible.

Además, los créditos universitarios no siempre están alcance de todo el mundo. Nuestra recomendación es que busques una escuela que se adapte más a tus posibilidades o que busques un crédito más económico, aunque no sea exclusivamente educativo.

No tener un plan

¿Sabes qué harás luego de la universidad? ¿Buscar un empleo o irte al extranjero a perfeccionar alguna habilidad? No importa mucho qué quieras mientras sepas qué quieres. Quizás vas en el primer semestre de la universidad y te parece que pensar en esta parte del futuro es demasiado, pero no es así.

Cuando tienes claro qué quieres puedes tomar oportunidades que de otro modo ni verías. En cambio, cuando tienes un objetivo puedes buscar alternativas que te ayuden a llegar a él. ¿Estudias diseño y quieres abrir tu propio negocio? Quizás ahora puedes entrar a trabajar con un diseñador o en una imprenta y aprender sobre los trabajos que ahí se hacen.

La idea es que puedas probar y tomar experiencia en base a lo que deseas al mismo tiempo que generas algún ingreso.

Vivir con lujos

A lo mejor te tocaron los papás más buena onda del mundo y con muchas posibilidades económicas. Lo más seguro es que se quieran asegurar de darte lo mejor, incluyendo coche del año, depa de lujo y dinero sin límite en la tarjeta de crédito.

Aunque suena muy bien, este es uno de los errores financieros de los que debes huir cuanto antes. Solo lograrías acostumbrarte a un nivel de vida que no puedes mantener aún.

Pero es peor si te mantienes solo y empiezas a gastar más de lo que puedes. Es genial tener esta clase de vida y tus amigos te envidiarán, pero le estás haciendo mucho daño a tu historial crediticio.

Probablemente te verás con problemas financieros antes de llegar a la universidad y la situación solo empeorará con el paso del tiempo.

No ahorrar

No ahorrar¿Tienes una cuenta de ahorro? ¿La usas? No creas que es demasiado pronto para comenzar a ahorrar. Al contrario, es el momento perfecto. Ahora no tienes obligaciones económicas de ningún tipo, por lo que puedes destinar más dinero a la cuenta de ahorros.

Aprovecha para crear planes para el futuro y un camino para cumplirlos. Si al salir de la universidad quieres irte un año a Europa, ahorra para eso. Analiza qué te interesa más, ¿el viaje o irte de fiesta cada viernes y gastar todo tu dinero? Quizás puedes salir menos veces al mes y ahorrar un poco más.

Si tienes muchos planes, abre una cuenta por cada meta. Los bancos ofrecen cuentas completamente gratis que funcionan a la perfección para esto.

Pensar que el dinero no importa

Este es uno de los errores financieros que se cometen a los 20, 30 o 60 años. Aunque está bien que tomes en consideración otros factores y no solo el dinero, este es importante para cumplir tus metas.

No se trata de que te conviertas en un avaro, pero sí de que valores la comodidad que el dinero puede darte.