08.07.2015

Compartir casa: un nuevo modelo de negocio

¿Te has dado cuenta de que tus deudas son cada vez más grandes? Probablemente tus gastos sean mayores que tus ingresos. Aunque Kredito24 te permite acceder a un crédito inmediato, es probable que no te sea suficiente. Pensando en eso, esta vez te vamos a hablar de una alternativa para aprovechar los espacios vacíos de tu hogar: rentar las habitaciones que no ocupas.

Sigue los siguientes pasos para tener el mayor éxito posible:

Revisa tus espacios

Lo primero que debes hacer es identificar los espacios y habitaciones que tienes disponibles para compartir casa. Tendrás más éxito al buscar personas interesadas si los espacios disponibles tienen baño privado. También debes asegurarte de que las habitaciones que desees rentar se vean limpias, en buenas condiciones y agradables.

Analiza si necesitarás hacer algunos cambios (pintar paredes, comprar una nueva cama o cambiar el colchón, etc.) y cuánto podría costarte.

Revisa los costos de renta en tu localidad

¿Cuánto cuesta compartir casa o una habitación donde vives? Sería pésima idea si quieres rentar a precios muy elevados o con condiciones diferentes. Si no puedes ver a la competencia en vivo, revisa en internet.

Coloca tu anuncio

Una vez que tienes lista la habitación que quieres rentar y el precio al que lo harás, es momento de colocar tu anuncio. Para esto tienes varias alternativas, como el clásico diario, o algunas más modernas y efectivas como las webs especializadas tipo Airbnb.

Para asegurarte de tener mayor éxito, no te olvides de tomar y subir buenas fotografías. Las fotos deben dejar ver el espacio que rentas con todas sus características. Este es el momento de conquistar a quien vea tu anuncio.

También es el momento de especificar las reglas al compartir casa o habitación para evitar malos entendidos en el futuro. Aceptación de mascotas, horarios de entrada, reglas relacionadas con fiestas, consumo de tabaco, etc.

Entrevista de forma personal a los interesados

Una vez que comiences a recibir llamadas, date tiempo para entrevistar a los interesados. Si buscas compartir casa o habitación por largos períodos de tiempo, pregúntales sobre su empleo y no temas pedirles una prueba de empleo. También sería muy bueno que permitas que tu posible inquilino conozca a tu familia, esto le ayudará a sentir mayor confianza y desde el inicio podrán ver si la convivencia será agradable y amistosa o no.

Si planeas rentar tu habitación por unos pocos días a través de plataformas web como Airbnb, revisa el perfil del interesado. Estas páginas te dan la ventaja de que los pagos siempre se efectúan porque son cargos automáticos a la tarjeta de crédito del usuario. Aun así, no está de más ver las calificaciones que han recibido tus posibles inquilinos.

Mantente al día con tus obligaciones fiscales

Ya sé que al compartir tu casa buscas generar un ingreso extra, pero no te debes olvidar de tus obligaciones fiscales. Lo mejor sería contratar a un contador, aunque tú puedes llevar tu propia contabilidad si se te dan bien las matemáticas. También puedes acudir a la oficina del SAT que te corresponde y aprovechar los servicios contables disponibles.