27.01.2016

¿Cómo me afecta el aumento de las tasas de la Fed?

El 2015 lo cerramos con cambios en la economía mundial. El evento más importante llegó cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos o Fed por sus siglas en inglés anunció una subida en sus tasas de interés. Ahora que ya estamos cerrando el primer mes del 2016 ya vamos viendo aumentos en el precio del dólar.

Sabemos que los clientes de Kredito24 se preguntan qué pasa y cómo se relacionan estos dos aspectos. Sigue leyendo para entender cómo te afecta este aumento de tasas y las medidas que puedes tomar.

El primer aumento de las tasas de la Fed desde 2008

Esta tasa de interés es una verdadera noticia porque las tasas de la Fed se habían mantenido estables desde el 2008. Ahora las tasas de interés se sitúan entre el 0.25% y el 0.5% y se espera que sigan aumentando a lo largo de 2016.

De este aumento se desprenderán diversos cambios en las economía de los países que dependen directamente del dólar, como México.

Entre las consecuencias de este aumento a las tasas de interés de la Fed en tus finanzas encontraremos:

Créditos más carosCréditos más caros

Apenas unas horas después de que la Fed anunciara el aumento a sus tasas de interés, el Banco de México anunció la misma medida. Con esto, las tasas de interés pasaron del 3% al 3.25%. Al igual que las tasas de la Fed, las tasas del Banco de México no habían registrado aumentos desde 2008.

Esto significa que cuando un banco comercial solicite un crédito al Banco de México, este será más caro. Por lo tanto, cuando acudas a tu banco a solicitar un crédito hipotecario, tarjeta de crédito, crédito automotriz o cualquier otro, este va a ser más caro que el año pasado.

Quienes tengan un crédito a tasa variable serán los más afectados. Hay que recordar que las tasas variables cambian dependiendo de las condiciones que el banco impone. Por lo tanto, es muy común encontrarte con comisiones cada vez más altas.

Si tienes uno de estos créditos, busca la opción de cambiar esa deuda a un crédito de tasa fija. Algunos bancos te dan la opción de hacer un plan de pagos que puede resultar la solución ideal. Si no tienes esta alternativa en tu banco, acércate a otros y averigua qué opciones te ofrecen.

En caso de tener un crédito de tasa fija no sufrirás este problema, ya que tus pagos no cambiarán.

Lo mejor ahora sería tratar de terminar con esta clase de deudas y evitar tomar nuevas.

Alza de precios inminente

Si has estado al tanto de las noticias ya habrás escuchado que el dólar se encuentra subiendo. Parece que cada día hay un nuevo récord en su precio. Esta es una consecuencia directa del aumento de las tasas de la Fed y es importante que te prepares para un incremento de precios.

Alza de precios inminenteEs importante recordar que muchos de los productos de uso diario dependen de las importaciones que hace México. Esto significa que aunque los proveedores sigan adquiriendo los productos al mismo precio en dólares, el tipo de cambio los hace más caros.

Los primeros precios afectados, y que seguramente ya has notado, son los alimentos. Las frutas, verduras, carnes y pescado que son traídos de otros países ya se pueden encontrar a precios más altos.  

Pero a inicios de febrero comenzarás a notar aumento de precios en productos que tardan más tiempo en renovarse: ropa, electrónicos, juguetes, medicamentos, refacciones, viajes y muebles.

Para evitar que esta alza de precios te afecte considerablemente puedes:

  • Comprar en mercados locales y elegir productos de temporada y de la zona. Al elegir productos nacionales no solo comprarás más barato, también promueves la agricultura y ganadería nacionales.
  • Evitar viajes al extranjero o que deban ser pagados en dólares a menos que tengas una reserva en esa divisa.
  • Aprovechar las ventas de inventario para comprar electrónicos o planificar la compra de aquello que necesitarás a largo plazo calculando el aumento de precios. ¿Tu computadora ya está fallando? ¿Ya te urge un cambio de celular? Estás a tiempo de hacerlo ahora que los comercios están sacando últimos productos de stock. A partir de febrero o marzo, en cuanto empiecen a surtirse, verás precios bastante altos y lo mejor será programar tus compras para evitar deudas.

Situación laboral compleja

Otra de las consecuencias directas del aumento de las tasas de la Fed es que Estados Unidos se vuelve más rentable para las empresas. Esto significa que los países emergentes, como México y el resto de países latinoamericanos, pueden ver que capitales extranjeros salen.

En algunos casos serán empresas que eligen establecerse en Estados Unidos y en otros serán inversionistas que buscan empresas estadounidenses. En ambos casos habrá una disminución de empleos.

Por desgracia, esta no es una situación que puedas cambiar de alguna forma como ciudadano o trabajador. En realidad se trata de decisiones financieras y económicas que están fuera del alcance de los ciudadanos.

Lo que puedes hacer es asegurarte un ingreso extra fijo. Tampoco debes entrar en pánico y creer que mañana serás despedido, pero sí puedes empezar a buscar alguna forma de generar ingresos pasivos o en iniciar un negocio desde casa que te genere un ingreso extra.

Aumento constante del precio del dólarAumento constante del precio del dólar

Como ya dijimos al inicio, se espera que a lo largo del año se sigan dando aumentos en las tasas de interés de la Fed. Por lo tanto, es muy probable que el dólar siga subiendo en su precio.

La buena noticia es que aquellas personas que reciben remesas de familiares en Estados Unidos verán que su poder adquisitivo también aumenta. Lo recomendable es que destines una parte proporcional al ahorro e inversión. Es ideal ahorrar el 10% de tus ingresos, sin importar la cantidad real.

Cuando decides una cantidad real, como 1000 pesos, puedes encontrarte con que algunos meses es más difícil lograrlo y otros podrías haber ahorrado más. Al elegir una cantidad, como el 10% de tus ingresos, tienes un número más fácil de ver cada mes.

Evita el temor excesivo

Posiblemente escuches muchas ideas de todo lo que puede pasar en la economía nacional. Antes de asustarte, piensa en las medidas que estás tomando para cuidar de tus finanzas personales.

Reducir deudas, aumentar ahorro y comprar productos locales o tener tu propio huerto puede ser un buen inicio.