30.03.2016

¿Cómo crear un negocio que perdure en el tiempo?

Lo has decidido. Sabes que quieres ser tu propio jefe y tienes una idea de negocios en la que confías. Pero luego empiezas a leer y te dan miedo las estadísticas que dicen que entre el 70% y el 80% de las empresas creadas, quiebran en sus primeros cinco años según los datos del INEGI.

Entonces ya no sabes si realmente es una buena idea y si vale la pena dar ese salto. En Kredito24 sabemos que emprender no es sencillo pero si gratificante, y mucho. Por ese motivo, te queremos dar algunas pistas para crear un negocio que perdure en el tiempo.

Define bien tu negocio

Antes de lanzarte al ruedo, contratar personal y mandar hacer toda tu papelería e imagen comercial necesitas sentarte con calma y analizar el negocio que planeas crear. Las preguntas que debes hacerte son:

  • ¿Qué clase de empresa quiero?
  • ¿Qué servicios da esa empresa?
  • ¿Qué problemas solucionan esos servicios?
  • ¿Quiénes tienen esos problemas?
  • ¿Cuánto podré cobrar por solucionar esos problemas?
  • ¿Qué tarifas debo cobrar para vivir bien y poder prestar toda mi atención a mi empresa?

Es muy fácil lanzarse a crear una empresa solo porque creemos que es una buena idea pero que no hemos analizado a fondo. Una vez que tengas claras las respuestas a estas dudas podrás dar el siguiente paso. Te recomendamos no hacerlo a la inversa si quieres aumentar tus posibilidades de éxito.

Este primer paso te va a llevar muchas horas y quizás en algún momento pienses que es más fácil seguir con tu empleo actual. No te presiones, tómate el tiempo que necesites y analiza si crear tu empresa es lo que quieres realmente.

Comienza a buscar clientes cuanto antes

Comienza a buscar clientes cuanto antes¿Crees que para que tu negocio funcione primero necesitas un local, tarjetas de visita y un asistente? Piénsalo otra vez y comienza por buscar tus primeros clientes.

No temas a iniciar desde casa o en tus tiempo libres. Al contrario, estas pueden ser las mejores opciones porque te permiten ahorrar dinero que ahora no tienes y enfocar tus recursos en lo importante: atraer clientes y generar más recursos.

Si haces las cosas al revés podrías encontrarte con que tu empresa no llega ni al primer año porque no tienes clientes. Este es un error muy común que debes evitar a toda costa.

Ponte un sueldo

Sí, ya sabemos que quieres crear tu empresa para ser dueño de tu dinero y tus horarios. Pero las empresas que perduran son aquellas que dan para mantener al dueño, a su equipo y a la empresa misma.

No puedes tomar todo el dinero que entra como si fuese tuyo. Piensa que conforme tu empresa avance encontrarás cada vez más gastos:

  • Sueldos de tu personal.
  • Inversión en mercadotecnia.
  • Inversión en equipos o maquinaria especializada.
  • Inversión en capacitación.
  • Pago de impuestos.
  • etc.

Al tener un sueldo fijo que debes pagarte, sabes cuánto necesitas facturar para tener un negocio rentable. Claro que pueden presentarse baches financieros y temporadas bajas, pero siempre debes saber cuánto necesitas ingresar para que tu proyecto sea rentable.

Define la cantidad de dinero que necesitas y págate cada quincena o cada mes. Es importante que tengas una cuenta bancaria personal independiente de tu empresa. Esto te evitará problemas fiscales por confusiones y mala administración.

Asesórate con los profesionistas correctos

Asesórate con los profesionistas correctosLos empresarios exitosos tienen una cosa en común: se asesoran con quienes manejan a la perfección aquello que ellos no entienden. ¿Tu empresa es de venta de productos para mascotas? Seguro que no sabrás mucho sobre contratos o sobre cómo llevar tus impuestos.

En lugar de querer solucionar todo por tu cuenta, busca a un buen contador que se encargue de tu contabilidad. Si necesitas tener contratos con proveedores o clientes, busca a un abogado corporativo.

No veas estas contrataciones o el pago de estos servicios como un gasto. En realidad estarás pagando por la seguridad de que todo funciona correctamente.

Claro que pueden aparecer situaciones o problemas pero es más fácil salir adelante cuando un especialista está a tu lado dándote su apoyo.

Aprende a adaptarte

Uno de los motivos por los que un negocio quiebra es el no saber adaptarse. No puedes crear un plan y esperar seguirlo al pie de la letra. Al contrario, los planes que tienes de tu empresa deben moldearse con las nuevas circunstancias que se van dando.

Esto incluye invertir en nuevas tecnologías, capacitar a tu personal y a ti mismo y crear nuevas relaciones. Debes saber que muchas de las inversiones que haces en tu negocio pueden ser deducibles de impuestos por lo que además estarás generando beneficios fiscales.

Pregunta a tu contador las reglas para invertir con éxito y con el mínimo riesgo posible. Pero incluso si una de esas inversiones no es deducible, hazla si te parece necesaria.

Realiza auditorías constantes a tu empresa

La mejor forma de saber que tu empresa va por el buen camino es a través de una auditoría. No le temas a este proceso porque puede darte las pistas de lo que necesitas mejorar, cambiar o eliminar.

Busca la ayuda de una persona externa que te ayude coRealiza auditorías constantes a tu empresan el proceso y que no tenga ningún vínculo emocional con tu negocio. No dudamos que tengas la capacidad de ver los errores o problemas que existen, pero sin dudas verás la situación con una perspectiva de mayor apego.

Estas auditorías puedes llevarlas a cabo una vez cada año para dar tiempo a hacer los cambios que sean necesarios. En el proceso no te olvides de evaluar:

  • La situación fiscal.
  • La situación financiera.
  • Los contratos que tu empresa usa con clientes, proveedores, socios, etc.
  • La calidad de los clientes y proveedores que tiene tu empresa.

Sigue estos seis pasos y crea la empresa que sueñas. No dejes que el temor de un fracaso te detenga. Es cierto que siempre hay riesgos pero también hay especialistas que te pueden ayudar a alcanzar el éxito si te lo propones.