05.08.2014

Cines se transforman ante caída en precio de los boletos

El Financiero publicó ayer “Las cadenas de cine buscan contrarrestar la caída en el precio del boleto que se ha dado por una mayor oferta de salas; mediante nuevos formatos como VIP, Platino y 4D, entre otros, están transformando las experiencias para así elevar sus ingresos.”

 

Las firmas están transformando las experiencias de los cinéfilos con formatos VIP, Platino y de cuarta dimensión, entre otros, con el fin de elevar sus ingresos por la venta de entradas.

 

El precio del boleto cayó un 3.3 por ciento entre el 2010 y 2013, de acuerdo con los datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

 

En 2013, las ventas por asistencia llegaron a 11 mil 911 millones de pesos, 31 por ciento más que en 2010, impulsadas por los servicios de valor agregado además de por una mayor asistencia per cápita.

 

Algunas de las características más destacables de las salas VIP o Platino, es que el cliente puede disfrutar de la función con asientos de piel reclinables, servicio de mesero a la butaca, elegir entre sushi, baguettes o pizza, beber refresco, cerveza o una margarita. Dichas características hace que el boleto en una sala VIP sea aproximadamente un 210  por ciento más caro que en una sala convencional.

 

Aumentar la oferta en las experiencias, no solo eleva el precio del ticket promedio sino que también incrementa el gasto en alimentos y bebidas, que puede suponer para algunas exhibidoras de películas un 70 por ciento de sus ingresos.

 

Juan Pablo Bastarrachea, socio de la exhibidora independiente Cine Tonalá, estimó que sólo 30 por ciento de sus ingresos provienen de la venta de boletos y el 70 por ciento se genera por el consumo de los visitantes que al entrar o salir de la función beben un trago o comen algo en el lugar.

 

Fuente: El Financiero