22.06.2016

8 trucos para ahorrar cuando conduces

¿Tienes auto? Seguro que ya te habrás dado cuenta de que, con el paso del tiempo, este se vuelve una extensión de ti. Para donde vayas, siempre piensas en llegar en tu propio coche, y es normal porque facilita bastante la vida.

Pero tiene un lado negativo: los costos que genera. Algunos de ellos ni siquiera son costos que consideres porque o no los conoces o no has prestado la suficiente atención a su importancia.

Por eso, en Kredito24 hoy te queremos dar algunas recomendaciones para ahorrar dinero cuando conduces. Todos son pequeños trucos que requieren un poco de tiempo y dedicación. A cambio, tu coche tendrá una vida útil de más tiempo y con menos gastos.

1. Evita cambiar tu modelo de auto cada poco tiempo

AEvita cambiar tu modelo de auto cada poco tiempolgunas personas tienen la costumbre de cambiar de auto cada año o cada dos años. Aunque entendemos que la idea de tener un coche nuevo cada poco tiempo es muy tentadora, la realidad es que financieramente no tiene mucho sentido.

El costo de un auto disminuye bastante cada año. Por ello, fiscalmente la pérdida de valor del auto es del 25% anual. Así que cuando cambias tu coche cada año o cada dos años estás perdiendo mucho dinero en costos de transacción.

Además, si compras ese auto con un crédito, los intereses suelen cubrir el valor del auto en un 100% o más. Nuestra recomendación es que mantengas el mismo auto por al menos 4 años, pero seguro que puede ser más tiempo si lo cuidas.

2. Maneja el auto que mejor se adapte a tus necesidades sin excederte

En el momento en que elijas el auto que vas a comprar, elige el modelo más básico que se adapte a todas tus necesidades. Cuanto más básico o pequeño sea el auto, te resultará más económico y ligero.

Los autos muy grandes o con características muy avanzadas resultan muy costosos en su compra y su gasto de gasolina también es elevado. Antes de ir a la agencia por ese auto del año que te ofrece miles de características súper avanzadas, piensa si realmente las necesitas.

Toma en cuenta que el seguro del auto también será equitativo al costo del auto. Es decir, un coche muy moderno y muy caro requerirá un seguro con mayores beneficios y de precio más elevado.

3. Que no se te pase el mantenimiento de tu auto

Que no se te pase el mantenimiento de tu autoHay personas que consideran al mantenimiento como una pérdida de dinero y tiempo, en especial si su coche es nuevo. Si eres uno de estos debes recordar que ahora tu auto funciona correctamente gracias a que todas sus partes están libres de defectos.

Con el tiempo, las piezas se desajustan, acumulan residuos y empiezan a fallar, derivando en un uso extra de gasolina de entre el 25% y 33%.

Por todo lo anterior, se recomienda que no faltes a las revisiones que recomienda la agencia. En caso de que los costos que te da tu agencia de autos se salgan de tu bolsillo, puedes optar por un mecánico externo, pero asegúrate de que sea de mucha confianza.

Piensa que el mantenimiento de tu auto es tan importante como los chequeos médicos que te realizas: ambos te hacen ahorrar dinero a futuro.

4. Sigue las instrucciones del manual de usuario

Tienes el manual de usuario de tu auto, ¿cierto? ¿Lo has leído? Lo más común es que como dueño solo compres el auto y lo empieces a usar sin darle una rápida revisión al manual. Nuestra recomendación es que te des tu tiempo para leerlo y seguir las instrucciones sobre cambio de filtro y aceite. No es raro encontrar dueños que dejan pasar mucho tiempo antes de hacer estos cambios y solo van al taller o los realizan cuando su coche ya empieza a fallar y no saben qué pasa.

Si antes ya has sido dueño de otro coche, no deberías pensar que los cambios deben ser igual que antes. Cada modelo tiene sus particularidades y es importante tomarlas en cuenta para evitar fallas.

5. Revisa el filtro de aire de tu auto cada mes

Un filtro de aire sucio o que funciona mal puede consumir hasta 10% más de gasolina que de costumbre. Para limpiar el filtro basta con removerlo con cuidado y limpiarlo con aire comprimido. Si ya está muy dañado, lo recomendable es reemplazarlo por uno nuevo.

6. No gastes en gasolina ‘premium’ si no es necesario

Hay mucha confusión sobre el mejor tipo de gasolina para el auto. No es raro encontrar a personas que tienen esta duda y siempre le preguntan a su mecánico o a amigos sobre cuál usar.

La realidad es que puedes ahorrar cuando conduces usando la gasolina más económica disponible en muchos casos. Basta con leer el manual de usuario y encontrarás la respuesta a esta duda. En el manual no solo se te dice cuándo debes dar mantenimiento, también te indican el tipo de gasolina que usar.

Un buen consejo es que al momento en que estés pensando en comprar un auto nuevo entres al sitio web de su fabricante y te descargues el manual de usuario. De esta forma, conocerás desde el inicio todos estos detalles.

7. Revisa la presión de las llantas regularmente

¿Sabías que cuando las llantas de tu auto no tienen la presión correcta gastas un 3,3% más de gasolina por kilómetro? Por eso debes tener vigilado este factor y evitar que la presión sea menor a la requerida.

Si no tienes idea de la medida correcta, acude a tu servicio mecánico y ellos te indicarán si hay que hacer algún ajuste.

8. Contrata el seguro de auto adecuado

Contrata el seguro de auto adecuadoTener un seguro de auto te ayudará a ahorrar cuando conduces. Piensa que un accidente puede ocurrir en cualquier momento y siempre es bueno tener a alguien que te ayude a salir del problema y que te dé asesoría en el momento.

En el mercado hay una gran cantidad de seguros de auto, por lo que no será difícil encontrar uno que se adapte a ti. Algunas agencias de auto ya ofrecen una póliza al momento de la compra, pero siempre es buena idea leer los beneficios y comparar con otras para asegurarte de tomar la mejor opción.
Estos trucos para ahorrar cuando conduces te serán de igual utilidad, ya sea que compres un auto nuevo o usado.