11.08.2016

5 costos a considerar antes de irte a estudiar al extranjero

Estudiar en el extranjero se ha convertido en una opción más para quienes desean mejorar sus aptitudes y perspectivas laborales. En Kredito24 nos parece que es una de las mejores oportunidades que puedes tener en la vida. Por eso, si te ha llegado la oportunidad y este curso partirás a otro país, hay algunos gastos que debes llevar bien programados para evitar sorpresas. Sabemos que quedarte sin dinero en un país desconocido no es lo peor que puede pasar, pero sí es un mal rato.

Al momento de hacer el cálculo del costo de vida hay dos cosas que debes tomar en cuenta: las opciones en el país en el que radicarás y el estilo de vida que deseas llevar. Veamos los costos a considerar al vivir en el extranjero:

1. Colegiaturas y cuotas estudiantiles

Ya que te irás a vivir en el extranjero por estudios, debes tomar en cuenta el costo de la escuela. Aquí entran:

  • Colegiaturas
  • Libros
  • Material extra
  • Salidas obligatorias para el curso que tomarás
  • Cualquier otro gasto administrativo

En caso de que te vayas de intercambio, pregunta en tu preparatoria o universidad si también deberás pagar colegiatura y otros conceptos aquí en México. También puedes pedir asesoría para identificar todos los gastos y las posibilidades de obtener una beca.

Algunas escuelas ofrecen descuentos a los estudiantes que las visitarán de intercambio si hacen pagos adelantados. Revisa si tienes esa posibilidad y aprovecha para reducir tus gastos tanto como sea posible.

2. Identifica tus opciones de hospedaje al estudiar en el extranjero

Identifica tus opciones de hospedaje al estudiar en el extranjeroDespués de la colegiatura, el costo del hospedaje suele ser el segundo más alto. La mayoría de los programas de intercambio ofrecen las mismas opciones:

  • Hospedaje en residencia con otros estudiantes. Suele ser la opción más económica si te alojas en una recámara compartida. Además, tienes la ventaja de que puedes ahorrar en transporte, ya que estas residencias suelen estar dentro o muy cerca de la universidad. La opción ‘cara’ es la habitación individual, pero vale la pena si te gusta tener tu propio espacio y no te molesta pagar un poco extra.
  • Hospedaje en casa de familia local. Esta alternativa es ideal para quienes siempre han vivido en un ambiente familiar y se sienten a gusto con él. Además, es muy probable que debas preocuparte menos por la alimentación, ya que al menos una comida suele estar incluida en los costos. Tan solo recuerda que al ser casa familiar deberás cumplir con ciertas reglas.
  • Hospedaje por tu cuenta. Quienes desean tener mayor control pueden elegir esta opción. Es igual que irte a vivir solo: tendrás toda la libertad del mundo, pero también todas las obligaciones. Con un poco de ingenio puedes reducir los costos si eliges rentar una habitación o estudio en lugar de todo un departamento o casa.

Los costos de hospedaje suelen estar entre los $300 y $1000 dólares al mes.

3. Calcula cuánto gastarás en comida al vivir en el extranjero

Dependiendo del país en el que vayas a tomar el programa de intercambio, te encontrarás con que alimentarte no es distinto a cuando estás en casa. Para ahorrar en el extranjero te recomendamos:

  • Comer donde lo hacen los locales. Busca los lugares más concurridos por la gente local y acércate a ver qué tal están los precios ahí.
  • Calcula cuánto gastarás en comida al vivir en el extranjeroProcura comer en casa o cocinar tú mismo. Ir al supermercado o comprar en mercados locales te permitirá ahorrar y comer sano. Es cierto que deberás cocinar algunas veces, pero es mucho más saludable y siempre puedes optar por tener a mano alimentos de fácil consumo como yogur y carnes frías.

Ya sabemos que es muy probable que alguna vez extrañes el sazón mexicano, pero piensa que, si estás en Italia, comer pizza será más económico (unos 10 euros) que comer unos tacos, suponiendo que los encuentres.

En los países asiáticos y latinoamericanos puedes comer bastante bien con unos $7 a $12 dólares, mientras que en los países europeos y norteamericanos necesitarás entre $15 y $20 dólares. Considera que estos costos incluyen alimentos básicos y comunes en la zona.

4. Revisa tus opciones de transporte

En caso de haber optado por vivir en las residencias de la universidad o escuela, este factor no te será tan problemático. En todo caso, siempre te recomendamos que revises los costos del transporte público y si hay algún tipo de pase mensual. Las grandes ciudades cuentan con estos pases para facilitar la movilidad de sus habitantes. Estos son los costos de algunos de estos pases:

  • Inglaterra: $60 dólares
  • España: $130 dólares por 90 días de pase libre
  • Italia: $45 dólares
  • China: $20 dólares por un mes
  • Francia: $55 dólares
  • Australia: $100 dólares por un mes
  • Alemania: $70 dólares por un mes

Los costos anteriores son aproximados, ya que van a depender en gran medida del tipo de cambio, pero puedes consultar directamente en el sitio web de cada país.

Como puedes ver, en algunos países resulta algo caro el pase, por lo que buscar otras opciones como el metro o la bicicleta puede ser una buena idea. Piensa que en lugares como Alemania el uso de la bicicleta es algo común y resulta gratis.

5. No te olvides de tus gastos personales

Algo que no te dicen en los programas de intercambio y que fácilmente puedes pasar por alto son los gastos personales:

  • No te olvides de tus gastos personalesRopa formal, informal, deportiva, etc.
  • Salida a tomar una copa con los amigos
  • Gimnasio
  • Café matutino
  • Salida al cine
  • Cita
  • Consultas y chequeos médicos
  • Cualquier medicamento que uses habitualmente
  • Productos de higiene personal
  • Escapada de fin de semana
  • Visita a museos y lugares turísticos

Seamos sinceros, nadie piensa tomar un programa de intercambio para pasar todo el día en el departamento o en clases. Parte del atractivo es salir a disfrutar y conocer el lugar, y todo esto implica un gasto.

Es obvio que no podrás tener el mismo nivel de vida que en casa, pero sí puedes crear un presupuesto para que no sea tan diferente. Crea un presupuesto de los gastos que te son básicos cada mes. Luego, calcula cuánto te cuesta y multiplica eso por el número de meses que estarás en el extranjero.