08.10.2015

5 consejos para terminar con la deuda

¿Has llegado a un punto en el que todo el dinero que tienes se te va en pagar tus deudas? ¿Estás cansado de trabajar solo para pagar al banco, las tarjetas de crédito y quedarte sin dinero para ti? Bueno, lo primero que debes saber es que no estás solo ya que, de acuerdo con la Condusef, el 77% de la población está sobreendeudada.

Si ya estás decidido a terminar con esta situación y disfrutar tu dinero en verdad, sigue estos 5 consejos para terminar con la deuda que hemos preparado en Kredito24.

1.Usa el sentido común al comprar

¿Cuántas veces has llegado a casa con un montón de cosas nuevas… que en realidad no necesitas? La principal razón por la que nos endeudamos es que compramos usando la tarjeta de crédito y nos olvidamos de que ese es dinero prestado. El problema viene cuando después hay que pagar lo que compraste, los intereses y las cuotas extra de estos instrumentos.

Para terminar con la deuda en verdad debes olvidarte de la tarjeta. Solo usa la tarjeta de débito y efectivo. Esto te hará ser consciente de lo que gastas en cada ocasión y te verás más limitado, además de que valorarás más cada peso.

2.Haz tu presupuesto mensual

2.Haz tu presupuesto mensualYa antes hemos hablado de la necesidad de hacer un presupuesto mensual. Esta es una herramienta muy útil para controlar tus finanzas personales y las de tu hogar. Aunque no es obligatorio hacerlo mes con mes, cuando tienes deuda puede ser clave para facilitar tu proceso.

Si ya estás decidido a terminar con la deuda, comienza este mes anotando en un cuaderno:

  • Ingresos
  • Gastos
  • Deudas

Trata de que este primer registro sea tan específico como puedas. Incluye fechas, cantidades y nombre. Si no tienes esta información bien clara, será difícil dar cualquier paso para terminar con la deuda.

Es importante que seas muy honesto y no te olvides de ninguna deuda o gasto escondido. Toma en cuenta los préstamos personales, la deuda en la tiendita de la esquina, deudas con tus familiares y amigos, etc. Estas deudas también son muy importantes si realmente quieres ser una persona cumplida.

3.Busca una reestructura con tu banco

¿Has sido un buen cliente para tu banco? ¿Pagas a tiempo tu deudas? Si la respuesta a estas dos preguntas es “Sí”, tienes posibilidades de obtener una reestructuración de tu deuda.

Esto no es otra cosa que un plan de pagos sobre la deuda que ya tienes. Es una buena alternativa porque tu banco se da cuenta de que quieres cumplir con tus obligaciones y tú puedes elegir la cantidad a pagar y el plazo que mejor se adapta a ti.

Lo que debes hacer es ir con tu banco o llamar a su línea de atención a clientes y explicar que quieres un plan de pagos para tu deuda de tarjeta de crédito. Ellos te darán las opciones disponibles y tú puedes elegir la mejor.

Si tu banco no cuenta con esta alternativa, busca en otros bancos hasta encontrar uno que te pueda ayudar.

El problema es que puedes tardar más tiempo en pagar tu deuda pero lo harás con mensualidades que puedes manejar. No te olvides de preguntar si tienen la opción de pagos adelantados y cómo funciona. Si puedes hacer pagos adelantados y estos se van al monto de la deuda principal, puedes aprovecharlos. De lo contrario, solo paga tus mensualidades de forma normal.

Por último, paga de forma puntual, porque la mayoría de los bancos te quitan este beneficio si incumples con dos o tres pagos.

4.Crea un plan para administrar tu dinero

4.Crea un plan para administrar tu dineroAhora que ya tienes un plan de pagos, reajusta tu presupuesto mensual. Lo más probable es que haya bajado bastante la zona de deudas o al menos se haya quedado igual y ahora tengas la confianza de que no subirá tanto por las tarjetas de crédito.

Analiza todo el presupuesto. ¿Existen gastos que puedes recortar? ¿Puedes iniciar un negocio en casa para generar ingresos extra? ¿Ya cuentas con seguro de gastos médicos mayores?

Esta parte es muy tardada, porque implica revisar cada ingreso y gasto con cuidado. Luego tienes que valorarlo y buscar alternativas para aumentarlo (si es un ingreso) o eliminarlo (si es un gasto innecesario). Para las deudas que no sean de tarjeta de crédito piensa en un plan para acabar con ellas. Te recomiendo iniciar por las más pequeñas porque te sentirás motivado conforme avances.

Es importante que tengas una cuenta de ahorro para emergencias y que hagas aportaciones a tu afore. Esos dos gastos los debes contemplar aquí y nunca deben fallarte.

5.Quédate solo con la mejor tarjeta de crédito

Si tus deudas derivan de las tarjetas de crédito, seguramente querrás eliminarlas todas. Aunque es una opción muy tentadora, no lo hagas. Si tienes la opción de juntar la deuda de todas tus tarjetas en una sola y eliminar las demás, hazlo.

Siempre ten una tarjeta de crédito disponible. Elige la que te dé la tasa de interés más baja y que tenga una anualidad que puedas pagar sin problemas.

La razón para tener una tarjeta de crédito es que te ayudará a mejorar tu historial crediticio. La clave para lograr esto será usarla solo para las cosas necesarias y que ya tienes planeadas. A fin de mes, paga el total para no generar intereses y no te olvides de abonar lo correspondiente a la reestructuración de pagos de forma puntual.

Aprende a vivir libre y sin deudas

Estos 5 consejos para terminar con la deuda se llevan su tiempo, así que no esperes tener unas finanzas sanas en un par de meses. Lo que sí te podemos garantizar es que, de seguir estos pasos, lograrás recobrar el control de tu dinero, de tu historial y la tranquilidad para dormir cada noche.

Recuerda que el crédito es un buen aliado cuando lo usamos a nuestro favor, hemos analizado todas las posibilidades y tenemos un plan para pagarlo. De lo contrario se convertirá en tu peor enemigo.