21.02.2017

4 Hábitos De Personas Con Finanzas Sanas

Hábitos de personas con finanzas sanas

Mantener las finanzas sanas no es una tarea imposible ni que sólo pertenece a los expertos en finanzas. Cualquier persona puede organizar y ordenar sus ingresos y egresos de dinero para poder sanear sus finanzas y vivir de manera más eficiente.

 

Si bien puede llevarte mucho tiempo el armar y comenzar a seguir un presupuesto, lo cierto es que esto te permitirá comenzar a ahorrar para crear un fondo de emergencias o bien para salir de deudas. No se trata solamente de sanear las finanzas para que puedas ahorrar sino también para modificar hábitos y evitar así que gastes de más o que derroches dinero en objetos que no necesites.

 

La clave para esto es entonces la organización y la disciplina no sólo a nivel finanzas sino también en cuanto a hábitos de consumo.

 

¿Cuáles son los hábitos para mantener las finanzas sanas?

 

1. Ahorrar todos los meses

 

Si no es un hábito arraigado en tus finanzas, quizás sea difícil organizar tus ingresos para destinar parte del mismo al ahorro. Sin embargo, ahorrar dinero es la principal recomendación que hay que seguir para mantener las finanzas sanas. No importa cuál es el destino que tenga el dinero ahorrado, lo importante es mantener el hábito ya sea para invertir el dinero o para cancelar deudas. Puedes comenzar separando un pequeño porcentaje cuando empieces a ahorrar, para luego ir aumentando el monto hasta llegar a tu objetivo.

 

2. Crear un presupuesto

 

Las finanzas sanas son sinónimo de organización, por lo que crear un presupuesto debe ser el siguiente paso en tu lista para sanear tus finanzas. Determinar cuáles son tus ingresos, cuáles son tus gastos fijos y variables y qué porcentaje de tus ingresos será destinado al ahorro, es una tarea quizás un poco molesta al principio. Sin embargo, es el ABC de cualquier persona que quiera mantener sus finanzas organizadas.

 

No debes descuidar los gastos que realizas todos los meses y que tienen relación con tu vida social y de entretenimiento. Si bien puede parecer que no debes destinar dinero a esto, lo cierto es que podrás encontrar una motivación para organizar tu economía, si puedes gastar un poco de tus ingresos en recreación. Las finanzas sanas no significa que solamente debes ahorrar y sacrificar dinero, sino en mantener tu economía organizada para darte algunos gustos.

 

3. Crear un fondo de emergencia

 

Al igual que la elaboración de un presupuesto, el fondo de emergencia es un infaltable en aquellas personas que tienen finanzas saludables. Contar con un fondo de ahorros permitirá que tengas un respaldo económico si quedas desempleado de repente o si tu auto sufre un desperfecto de importancia.

 

Es importante que este fondo de emergencia sea destinado a situaciones de urgencia, y no se utilice en vacaciones, pago de tarjeta de crédito o deudas similares. Este fondo también evitará que tengas que solicitar préstamos con altos intereses para resolver estos problemas imprevistos. No es necesario que destines una suma específica, comienza por el monto que puedas y establece objetivos hasta llegar a completar el dinero que necesitas para tu fondo de emergencias.

 

4. Pagar gastos a término

 

Si bien puede parecer que no es demasiado dinero, cancelar las facturas fuera de término, ya sea de servicios de tu hogar o de tu tarjeta de crédito, puede hacer que gastes de más. Los intereses no sólo se ven reflejados en la factura que estás abonando, sino también en los meses siguientes. La suma de estos, mes a mes y factura tras factura, puede significar mucho dinero, además de la pérdida de algunos beneficios que muchas empresas reservan para los consumidores que pagan sus facturas a tiempo.

 

Comienza a modificar tus hábitos para pagar tus facturas a término y evitar gastar dinero sin razón. Mantener tus finanzas sanas también implica que tus hábitos sean sanos.

Hábitos de personas con finanzas sanas